Anuncios

No importa el éxito en la campaña regular, Bills vuelven a quedarse cortos en los playoffs

El pateador de los Bills de Búfalo Tyler Bass reacciona tras fallar el tiro de campo en el cuarto periodo del encuentro divisional de la AFC ante los Chiefs de Kansas City el domingo 21 de enero del 2024. (AP Foto/Frank Franklin II)

ORCHARD PARK, Nueva York, EE.UU. (AP) — Una temporada diferente, pero el mismo sentimiento de tristeza.

Josh Allen y los Bills de Búfalo conocen muy bien este sentimiento.

“Aquí, allá, no importa”, admitió el quarterback de los Bills. “Perder apesta. No sé que más decir”.

Búfalo (12-7) mostró suficiente determinación en el 2023 y ganó sus últimos cinco duelos para conseguir su cuarto título consecutivo de la División Este de la AFC. Pero los Bills quedaron cortos en su más reciente objetivo el domingo en la derrota 27-24 en la ronda divisional —otra vez— y ante los Chiefs de Kansas City —otra vez.

Es el tercer año consecutivo que la temporada de los Bills termina en esta ronda de la postemporada y en tres de los últimos cuatro años han sido los Chiefs los que los han eliminado, con derrotas en el 2020 y 2021 en el Estadio Arrowhead.

Hace dos años, fueron “13 segundos” — el tiempo que le tomó a Patrick Mahomes llevar a su equipo al gol de campo del empate. En esta ocasión los Bills recordaron dos palabras de su historial de sufrimiento: demasiado abierto.

Tyler Bass falló un gol de campo de 44 yardas a 1:43 minutos del final y los Chiefs agotaron el reloj. Demasiado abierto se convirtió en infame frase cuando Scott Norwood falló un intento de gol de campo de 47 yardas en los segundos finales de la derrota en el Super Bowl 20-19 ante los Giants de Nueva York el 27 de enero de 1991.

“Me siento mal”, admitió Bass. “Esta realmente duele”.

Todas duelen en Búfalo, equipo liderado por uno de los quarterbacks más emocionantes y que encontró una nueva forma de quedar cerquita.

“Estoy increíblemente decepcionado. Quiero decir, pones tanto tiempo para eso, en la temporada y más en este juego y la preparación para él. Y salir y no tener la actuación que esperábamos es extremadamente decepcionante y frustrante”, aseguró el entrenador Sean McDermott.

Hubo suficientes historias en la derrota.

McDermott perdió ante su mentor, el entrenador de los Chiefs Andy Reid, quien le dio su primera oportunidad al contratarlo en su equipo con Filadelfia en 1999.

Reid reconoció a McDermott diciendo: “Un clásico de todos los tiempos. Siempre que enfrentamos a Sean, siempre se define hasta el final”

Para Allen, fue perder con un buen amigo y ocasional pareja de golf en Patrick Mahomes, quien consoló a Allen.

“Le dije, ‘Un gran año’ He estado del otro lado”, indicó Mahomes. “Jugó con todo para darles la oportunidad de ganar hasta el final. Sólo que logramos salir con la victoria al final”.

Es casi seguro que la patada de Bass no hubiera garantizado una victoria —o incluso tiempo extra. Los Chiefs recibieron el balón con casi dos minutos por jugar y dos tiempos fuera. En el juego de los “13 segundos”, Búfalo dejó ir la ventaja y permitió que Mahomes y la ofensiva avanzaran 44 yardas en dos jugadas y terminaron perdiendo en tiempo extra.

A la pregunta de si esta derrota fue más difícil de aceptar, el center Mitch Morse dijo: “No, siempre es duro”.