Anuncios

Las imágenes satelitales que revelan una mayor actividad en sitios de pruebas nucleares en Rusia, EE.UU. y China

El antes y después de una planta con capacidad nuclear en el área de Nevada, Estados Unidos
El antes y después de una planta con capacidad nuclear en el área de Nevada, Estados Unidos

WASHINGTON.- Es posible que Estados Unidos, Rusia y China hayan lanzado una nueva carrera para modernizar su arsenal atómico. Este es el temor que surge de una serie de imágenes satelitales de sitios estadounidenses, rusos y chinos de los últimos 3 a 5 años, publicadas en exclusiva por la cadena CNN en un momento en que la tensión entre las tres grandes potencias nucleares está en sus niveles más altos.

Las fotos muestran la presencia de nuevas construcciones y nuevos túneles en las instalaciones nucleares de los tres países y, aunque no hay evidencia de que Washington, Moscú o Pekín se estén preparando para una prueba inminente, la ampliación de las instalaciones es evidente.

Las instalaciones de Lop Nur, en China
Las instalaciones de Lop Nur, en China

La instalación nuclear analizada de China está situada en la región occidental de Xinjiang; la rusa, en un archipiélago del Océano Ártico, y la norteamericana, en el desierto de Nevada. El sitio ruso Novaya Zemlya volvió a ser el centro de atención cuando fue visitado por el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, a mediados de agosto.

El sitio Novaya Zemlya, en Rusia
El sitio Novaya Zemlya, en Rusia

Utilizado por primera vez para pruebas por la Unión Soviética en 1955, no se ha utilizado para estos fines desde 1990. Pero las imágenes satelitales revelaron que de 2021 a 2023 hubo un aumento de la actividad en el sitio con la llegada de barcos y contenedores al puerto, las rutas limpiadas de nieve en invierno y los túneles excavados en las profundidades de las montañas del Ártico. No se trata sólo de nuevas construcciones o almacenes, sino también de un aumento del tráfico de entrada y salida de las tres instalaciones nucleares.

Foto de la plataforma de lanzamiento Imán Khomeini en la provincia de Seman, en Irán, tomada el 20 de junio del 2021. Foto satelital facilitada por Planet Labs Inc. anotada por expertos de Centro James Martin para el Estudio de la No Proliferación de Armas, parte del Instituto  Middlebury de Estudios Internacionales. (Planet Labs Inc., Centro James Martin para el Estudio de la No Proliferación de Armas, Instituto  Middlebury de Estudios Internacionales,  via AP)

Para el profesor Jeffrey Lewis, analista del Centro James Martin de Estudios sobre la No Proliferación, “hay varios indicios de que Rusia, China y Estados Unidos podrían reanudar los ensayos”, prohibidos en 1996 con el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares. Un tratado que Pekín y Washington firmaron, pero nunca ratificaron, mientras que el Kremlin lo ratificó sólo para volver a amenazar con pruebas y ataques en los últimos tiempos, tras la invasión de Ucrania.

Por otra parte, para el famoso Reloj del Apocalipsis, que cada año hace un balance de la llegada del Armagedón, nunca hemos estado tan cerca del desastre. Sólo faltan 90 segundos para la medianoche, o la catástrofe, advirtieron los científicos en enero.

“Vivimos en una época de peligro sin precedentes, y el Reloj del Apocalipsis refleja esta realidad”, explicó en ese momento Rachel Bronson, directora del Boletín de Científicos Atómicos. Para los expertos, la proximidad del Armagedón no sólo es atribuible a la guerra en Ucrania, sino también al creciente riesgo de una escalada nuclear.

Agencia ANSA