Una Iglesia acusada de vínculos con Moscú se resiste al desalojo de un monasterio en Kiev

·2  min de lectura
Fieles de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, acusada de estar vinculada a Moscú, rezan mientras bloquean una entrada a una iglesia en un recinto del monasterio Pechersk Lavr en Kiev

Por Max Hunder y Yurii Kovalenko

KIEV, 30 mar (Reuters) - El jueves estallaron enfrentamientos en el exterior de un monasterio de Kiev después que una rama ucraniana de la Iglesia ortodoxa acusada por el Gobierno de mantener vínculos con Rusia desafiara una orden de desalojo.

Las tensiones en torno a la presencia de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana en el monasterio de las Cuevas de Kiev, de 980 años de antigüedad, han aumentado desde la invasión rusa de Ucrania en febrero del año pasado.

Horas después de que venciera el plazo para abandonar el monasterio, a medianoche del miércoles, miembros de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana negaron la entrada a un representante del Gobierno que acudió a inspeccionar los edificios del extenso complejo del monasterio de cúpulas doradas.

Poco después, corresponsales de Reuters vieron a representantes de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana intentando impedir que los periodistas filmaran a un alto clérigo mientras caminaba por el interior del recinto del monasterio.

"Mienten", gritó a los periodistas un hombre que se encontraba en el interior del complejo.

Un reportero de Reuters fue golpeado y empujado por un hombre no identificado y otra reportera fue empujada por un clérigo cuando intentaba acercarse a él. Nadie resultó herido.

La Iglesia Ortodoxa Ucraniana es la segunda iglesia más grande de Ucrania, aunque la mayoría de los creyentes ortodoxos ucranianos pertenecen a una rama separada de la fe, la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, formada hace cuatro años por la unión de ramas independientes de la autoridad de Moscú.

El Gobierno afirma que la Iglesia Ortodoxa Ucraniana incumplió los contratos de arrendamiento y construyó edificios en el monasterio de las Cuevas de Kiev de forma ilegal. La Iglesia Ortodoxa Ucraniana lo niega y afirma que el Gobierno no le ha mostrado ningún documento que lo demuestre.

En términos más generales, Kiev acusa a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de mantener vínculos con la Iglesia Ortodoxa Rusa, que ha apoyado la invasión de Ucrania por Moscú. La Iglesia Ortodoxa Ucraniana afirma que rompió todos los vínculos con la Iglesia rusa en mayo de 2022.

La Iglesia Ortodoxa Ucraniana afirma que ha llevado al Gobierno ante los tribunales por lo que considera un desalojo ilegal y que no tiene previsto marcharse hasta que haya una sentencia sobre el caso.

(Escrito por Max Hunder; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)