Cómo el ibuprofeno puede hacer que tu úlcera acabe en una hemorragia digestiva

·6  min de lectura
Los antiinflamatorios no esteroides son unos de los medicamentos más usados a nivel mundial, estimándose que más de 30 de millones de personas los consumen diariamente. Las complicaciones gastrointestinales relacionadas con su uso es la categoría más importante en cuanto a las reacciones adversas. (Foto: Getty)
Los antiinflamatorios no esteroides son unos de los medicamentos más usados a nivel mundial, estimándose que más de 30 de millones de personas los consumen diariamente. Las complicaciones gastrointestinales relacionadas con su uso es la categoría más importante en cuanto a las reacciones adversas. (Foto: Getty)

En los últimos tiempos médicos y científicos no paran de alertarnos sobre las consecuencias del uso excesivo de los medicamentos antiinflamatorios como la aspirina o el ibuprofeno. La gente solía pensar que el estrés o ciertos alimentos (como el café y la comida apicante) podían causar úlceras. Pero los investigadores no han encontrado ninguna evidencia que respalde esas teorías. En cambio, los estudios han revelado dos causas principales de úlceras: la bacteria Helicobacter pylori, y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE's).

Estos medicamentos han contribuido de forma muy importante a mejorar la calidad de vida del ser humano, aliviando síntomas como el dolor o la fiebre, y ayudando a controlar enfermedades incapacitantes como las enfermedades reumáticas. Además, algunos de ellos, como el ácido acetil-salicílico, se usan en la prevención y tratamiento de enfermedades vasculares tan importantes como el infarto de miocardio o los accidentes vasculares cerebrales, debido a que tienen la propiedad de disminuir la capacidad de las plaquetas para unirse y formar trombos (efecto antiagregante).

Sin embargo, abusar de estos fármacos puede causar serios problemas de salud. Las personas que toman este tipo de medicamentos todos los días o varias veces por semana, independientemente de la edad, tienen más probabilidad de desarrollar una úlcera estomal (también llamada gástrica o péptica) que las personas que no los toman regularmente. 

De hecho, junto con una infección causada por la bacteria Helicobacter pylori, un consumo habitual y prolongado de AINE's puede agravar las molestias causadas por esta lesión. Entre ellos destaca el ibuprofeno, el fármaco más popular en España, que aunque combate la fiebre, diversos tipos de dolor y reduce la inflamación en caso de artritis reumatoide o gota, también tiene una cara B.

Pues sí. Estos medicamentos, por su mecanismo de acción, pueden producir efectos no deseables en el organismo y, muy especialmente, en el aparato digestivo. Los efectos adversos son principalmente gastrointestinales. Como sabrás, contamos con una capa gruesa de moco que protege el revestimiento del estómago del efecto de sus jugos digestivos. Pero muchas cosas pueden reducir esta capa protectora, permitiendo que el ácido del estómago dañe el tejido.

Entre ellas, un uso inadecuado de los antiinflamorios, que puede acelerar la producción de lesiones en la mucosa que recubre la superficie interna de todo el tubo digestivo, en especial del estómago y duodeno, provocando la aparición de erosiones o úlceras que pueden llegar a sangrar, causando una hemorragia digestiva, o incluso a perforar la pared del órgano donde asientan.

El ibuprofeno, en concreto, actúa como un irritante estomacal ya que libera ácido carboxílico, que cuando entra en contacto con la pared del estómago la irrita y provoca úlceras gástricas, según afirmó un estudio de la Universidad del Noreste de Louisiana, en Estados Unidos. Por eso, es peligroso ingerir este fármaco en ayunas. Esto se debe a que la pastilla se pegará a la pared estomacal y liberará sus ácidos carboxílicos en una zona muy pequeña, lo que debilitará la barrera protectora.

En el prospecto del medicamento ya lo advierten: "Durante el tratamiento con AINE (antiinflamatorio no esteroideo), entre los que se encuentra ibuprofeno, se han notificado hemorragias, úlceras y perforaciones gastrointestinales (que pueden ser mortales) en cualquier momento del mismo, con o sin síntomas previos de alerta y con o sin antecedentes previos de acontecimientos".

Es muy importante resaltar que la aparición de erosiones y úlceras puede producirse independientemente de cuál sea la vía de administración del fármaco (oral, inyectable o rectal) y que su toma por vía oral junto con alimentos o después de las comidas no protege de su aparición. No obstante, también hay que precisar que el riesgo no es igual para todas las personas, depende de la dosis, de la duración del tratamiento (incluso tomar ibuprofeno 3 días seguidos puede ser peligroso para algunas personas) y de la toma de otras medicaciones.

Asimismo, diversos estudios también han demostrado que la prevalencia de úlceras gástricas aumenta con la edad y la cronicidad del uso de ibuprofeno y otros AINE's. Por eso, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) requiere que el etiquetado de los AINE contenga esta advertencia:

"Los AINE pueden aumentar la posibilidad de efectos secundarios graves en el estómago y el intestino, como úlceras y sangrado. Estos efectos secundarios pueden ocurrir sin señales de advertencia. Este riesgo puede ser mayor en personas mayores, que tienen antecedentes de úlceras de estómago o problemas de sangrado, que están tomando anticoagulantes o varios AINE's recetados o de venta libre, y en aquellos que beban tres o más bebidas alcohólicas al día".

Se estimad que en torno a un 20 por ciento de las personas que toman ibuprofeno pueden sentir algunas molestias digestivas como pesadez, ardor o dolor en la región del estómago. En general estos síntomas no tienen trascendencia y remiten al dejar de tomar el fármaco o, cuando ello no es aconsejable, con la adición por parte del médico de un protector estomacal (omeprazol o similar) o usar un AINE selectivo (nuevos fármacos diseñados para que no lesionen la mucosa digestiva ).

No obstante, en ocasiones se pueden presentar complicaciones importantes, como una verdadera úlcera en duodeno o estómago, una hemorragia o una perforación, que puede ser potencialmente grave para la salud del paciente y que requerirá tratamiento médico.

Cuando alguien que está en tratamiento esta tomando ibuprofeno u otro medicamento similar y tiene molestias digestivas (pesadez, ardor, dolor, etc., en el abdomen), vómitos de contenido oscuro o rojizo u observa que las heces son negras o rojizas, debe ponerse rápidamente en contacto con su médico, quien valorará que actuación es la más aconsejable: suspensión del tratamiento, la prescripción de un medicamento protector, la realización de análisis o una gastroscopia para explorar el estómago y duodeno.

Aunque las características de algunos pacientes los hacen más susceptibles a padecer estas complicaciones: antecedentes de úlcera, edad superior a 65 años, o con enfermedades graves asociadas, o que precisan dosis elevadas o combinaciones de más de un AINE, o que toman otros medicamentos que pueden incrementar el riesgo, incluso personas sin ningún factor de riesgo, jóvenes, que toman dosis bajas o aisladas de uno de estos medicamentos, pueden sufrir una lesión potencialmente grave. Por ello, es muy importante que informes al médico si tienes antecedentes como los que hemos citado y que, al menor síntoma, se lo comunique para establecer las medidas adecuadas lo más rápidamente posible.

Seguir una serie de recomendaciones saludables puede ayudar a prevenir la úlcera, y, si la lesión ya se ha producido, a sobrellevar mejor los síntomas y favorecer el proceso de curación. Por ejemplo se puede optar por la dosis efectiva más baja de AINE, tomarlos siempre con una comida, dejar de fumar y beber alcohol con moderación, si es que lo tomas.

Por último, recordarte que es importante evitar el uso indiscriminado de antiinflamatorios y que la automedicación es el origen de muchas dolencias estomacales.

Más historias que te pueden interesar:

Ibuprofeno, ¿dosis de 400 o 600 mg? Lo que se debe tomar para evitar reacciones adversas

Qué tomar para que los antibióticos no te sienten mal

Las infecciones que contraerás si abusas de los antibióticos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.