El ibuprofeno duplica el riesgo de sufrir problemas cardiacos en personas con diabetes

·3  min de lectura

Las personas que viven con diabetes tipo 2 tienen más del doble de probabilidades de sufrir un paro cardiaco si toman ibuprofeno, según reveló un nuevo estudio.

Las personas que padecen la afección, que, según Diabetes UK, afecta a uno de cada 10 británicos mayores de 40 años, tienen más probabilidades de sentir dolor que las personas que no la padecen y, por lo tanto, pueden tener predisposición a tomar analgésicos con más frecuencia.

Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos que irrigan los nervios del cuerpo. Esto evita que los nutrientes esenciales lleguen a los nervios, lo que puede provocar diversas formas de malestar, desde hormigueo y entumecimiento hasta ardor y dolores punzantes.

Aunque estudios previos han relacionado el uso del fármaco antiinflamatorio con la insuficiencia cardiaca en la población general, hay relativamente poca información sobre cómo afecta el analgésico a las personas con afecciones preexistentes.

El estudio de la Universidad de Copenhague encontró que los pacientes con diabetes tipo 2 que tomaron ibuprofeno y tenían más de 65 años enfrentaban un riesgo mucho mayor de insuficiencia cardiaca que los menores de 65 años.

Además, el riesgo de hospitalización entre quienes tomaban los medicamentos con poca frecuencia o por primera vez era significativamente mayor.

Los investigadores daneses estudiaron a 300.000 pacientes con diabetes tipo 2 durante un periodo de casi seis años.

De ese grupo, 50.000 tomaron medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno. La mitad de los que tomaron los analgésicos fueron hospitalizados a causa de insuficiencia cardiaca por primera vez, señaló el equipo.

El autor principal del estudio, el Dr. Anders Holt, del Hospital Universitario de Copenhague, Dinamarca, afirmó que los resultados sugieren que “se debe tener en cuenta el aumento del riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca al considerar el uso de estos medicamentos”.

“Por el contrario, los datos indican que puede ser seguro recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) a corto plazo para pacientes menores de 65 años y aquellos con diabetes bien controlada”, agregó el Dr. Holt.

Sin embargo, el Dr. Holt señaló que los datos sobre el consumo de ibuprofeno sin receta no se incluyeron en el estudio.

La Dra. Faye Riley, gerente de comunicaciones de investigación de Diabetes UK, le dijo a The Sun: “Sabemos que los AINE [medicamentos antiinflamatorios no esteroideos], que se usan comúnmente para tratar el dolor y la inflamación, están relacionados con complicaciones cardiacas”.

“Vivir con diabetes tipo 2 también puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas cardiacos”.

Agregó: “Estos hallazgos enfatizan la importancia de una consideración cuidadosa a la hora de recetar AINE a quienes ya tienen un mayor riesgo de sufrir problemas cardiacos, incluidas las personas que viven con diabetes tipo 2”.

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que, para muchos, los AINE son seguros de tomar. Si vives con diabetes tipo 2 y estás tomando AINE, es importante hablar sobre cualquier inquietud con tu profesional de la salud”.

Los hallazgos del estudio del registro danés se presentarán en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC).