Huracán Fiona se acerca a la República Dominicana tras azotar a Puerto Rico

·4  min de lectura
Fiona se acerca a la República Dominicana tras azotar a Puerto Rico (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)
Fiona se acerca a la República Dominicana tras azotar a Puerto Rico (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

El huracán Fiona se abalanzó el lunes sobre la República Dominicana tras dejar sin suministro eléctrico y desatar inundaciones y deslizamientos de tierra en Puerto Rico, donde el gobernador dijo que los daños eran “catastróficos.”

No se han reportado muertes, pero las autoridades del territorio estadounidense señalaron que era demasiado pronto para estimar los daños de una tormenta que aún se pronosticaba que desataría lluvias torrenciales en todo Puerto Rico el lunes.

Se pronosticaron hasta 30 pulgadas (76 centímetros) para las regiones del este y el sur de Puerto Rico.

“Es importante que la gente entienda que esto no ha terminado”, advirtió Ernesto Morales, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en San Juan.

Y añadió que las inundaciones han alcanzado “niveles históricos”, y las autoridades han tenido que evacuar o rescatar a cientos de personas en toda la isla.

“Los daños que estamos viendo son catastróficos”, subrayó el gobernador Pedro Pierluisi.

El agua turbia se precipitó por las calles, entró en las casas e incluso consumió una pista de aterrizaje en el sur de Puerto Rico.

Fiona también arrancó el asfalto de las carreteras y arrastró un puente en la localidad montañosa central de Utuado que, según la policía, fue instalado por la Guardia Nacional tras el paso del huracán María en 2017 como tormenta de categoría 4.

La tormenta también arrancó los techos de varias casas, entre ellas la de Nelson Cirino en el pueblo costero del norte, Loíza.

“Estaba durmiendo y vi cuando el metal corrugado salió volando”, relató mientras observaba cómo la lluvia empapaba sus pertenencias.

Ada Vivian Román, una estudiante de fotografía de 21 años, dijo que la tormenta derribó árboles y cercas en su pueblo natal de Toa Alta.

“La verdad es que tengo mucha ansiedad porque es un huracán que avanza muy despacio”, comentó.

También está preocupada por si el transporte público del que depende para llegar a su trabajo en una agencia de relaciones públicas estará operativo para cuando tenga que volver a la oficina.

“Pero sé que soy una privilegiada en comparación con otras familias que prácticamente están perdiendo sus casas porque están bajo el agua”, indicó.

Fiona estaba centrada a 50 millas (85 kilómetros) al sureste de Punta Cana, República Dominicana, con vientos máximos sostenidos de 85 mph (140 kph) el domingo por la noche, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Se movía hacia el noroeste a 9 mph (15 kph).

El huracán llegó en el aniversario del huracán Hugo, que azotó la isla en 1989 como una tormenta de categoría 3.

Mientras las autoridades siguen evaluando los daños causados por Fiona, muchos se preguntan cuándo se restablecerá el suministro eléctrico.

“Es probable que sea el peor daño que hay”, señaló Tomás Rivera, copropietario de un hotel en la localidad costera suroccidental de El Combate.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el estado de emergencia en el territorio mientras el ojo de la tormenta se acercaba a la esquina suroeste de la isla.

El apagón que provocó el huracán María fue la causa de la muerte de casi 3.000 personas tras la sofocante tormenta, y en algunos barrios no se restableció el suministro eléctrico hasta un año después. María fue una devastadora tormenta de categoría 4 que azotó el 20 de septiembre de 2017.

Luma, la compañía que opera la transmisión y distribución de energía, dijo que el mal tiempo, incluyendo vientos de 80 mph (129 kmh), había interrumpido las líneas de transmisión el domingo, lo que ocasionó “un apagón en toda la isla.”

Los centros de salud funcionaban con generadores, y algunos de ellos habían fallado. El Secretario de Salud, Carlos Mellado, dijo que los equipos se apresuraron a reparar los generadores en el Centro Integral del Cáncer, donde varios pacientes tuvieron que ser evacuados.

Más de 3.000 casas siguen teniendo solo una lona azul como techo, y la infraestructura sigue siendo débil, incluida la red eléctrica. Los apagones siguen siendo habituales, y la reconstrucción apenas comenzó.

“Creo que todos los puertorriqueños que hemos vivido María tenemos ese estrés postraumático de ‘qué va a pasar, cuánto va a durar y qué necesidades podemos tener’”, dijo Danny Hernández, quien trabaja en la capital, San Juan, pero que planeaba resistir el temporal con sus padres y su familia en la ciudad occidental de Mayaguez.

La tormenta azotó ciudades y pueblos de la costa sur de Puerto Rico que aún no se han recuperado del todo de una serie de fuertes terremotos que comenzaron a finales de 2019.

Más de 1.000 personas con unas 80 mascotas habían buscado refugio en toda la isla hasta la noche del domingo, la mayoría de ellas en la costa sur.

Se pronosticó que Fiona azotaría la República Dominicana a primera hora del lunes y luego el norte de Haití y las Islas Turcas y Caicos con la amenaza de fuertes lluvias. El martes podría amenazar el extremo sur de las Bahamas.

Se han emitido avisos de huracán para la costa oriental de la República Dominicana, desde Cabo Caucedo hasta Cabo Francés Viejo, y para las Islas Turcas y Caicos.

Fiona ya había azotado el Caribe oriental y ocasionado la muerte de un hombre en el territorio francés de Guadalupe cuando las inundaciones arrasaron su casa, según las autoridades.