Hungría multa a Ryanair por aumentar pasajes

·2  min de lectura
Un avión de Ryanair en el aeropuerto de Budapest el 12 de junio del 2022. (Foto AP/Anna Szilagyi) (ASSOCIATED PRESS)

BUDAPEST (AP) — Hungría multó con más de 750.000 euros a la aerolínea Ryanair por violar normas de protección al consumidor, porque la compañía aumentó sus pasajes para compensar un impuesto que el gobierno está aplicando a “ganancias adicionales” de diversos sectores.

La ministra de Justicia Judit Varga escribió el lunes en Facebook que una investigación iniciada en junio halló que la aerolínea con sede en Irlanda incurrió en “prácticas comerciales injustas” y por lo tanto le impondría una multa de 300 millones de forintos (unos 777.058 dólares).

Es la primera multa vinculada a ese impuesto, que llevó a Ryanair y a otras compañías a aumentar precios. El gobierno húngaro ha advertido que el costo del impuesto no debe ser transferido a los consumidores.

Ryanair anunció que “inmediatamente apelaremos toda multa injustificada” pero que no ha sido notificada oficialmente al respecto. Apuntó a una ley de la Unión Europea que le permite a las aerolíneas aumentar los pasajes dentro del bloque continental sin interferencia de los gobiernos. Advirtió que de ser necesario apelará ante los tribunales de la UE.

El gobierno derechista del primer ministro Viktor Orban sostiene que sectores diversos —desde los bancos hasta las aseguradoras y las aerolíneas— han gozado de “ganancias adicionales” a raíz del repunte de la demanda tras la pandemia, y que ahora deben contribuir a la recuperación económica.

Su gobierno culpa a la guerra en Ucrania y a las sanciones de la UE contra Rusia por problemas como los aumentos de los precios de los combustibles, la caída de su moneda y una inflación que ascendió a 12,6% en junio.

El gobierno calcula que el impuesto recaudará 815.000 millones de forintos (2.100 millones de dólares) para mantener un programa que reduce las facturas de servicios a los ciudadanos y financia a las fuerzas armadas.

Los problemas económicos “requieren que las compañías multinacionales que obtienen ganancias adicionales paguen su parte de los costos de la protección pública y la defensa nacional”, escribió Varga.

Los economistas coinciden en que algunos sectores como el de los hidrocarburos y la banca están recibiendo ganancias mayores a lo normal, pero que la mayoría no. El CEO de Ryanair Michael O’Leary ha tildado el impuesto de “robo a mano armada” e “idiota” y ha pedido al gobierno revocarlo.

Ryanair, la aerolínea británica easyJet y la húngara Wizz Air han avisado que aumentarán cada pasaje en unos 10 euros (10 dólares) para compensar por el nuevo impuesto.