Humala: la candidata izquierdista Mendoza es una "mala copia" de mis inicios

Agencia EFE
·4  min de lectura

Lima, 22 mar (EFE).- El expresidente de Perú y actual candidato presidencial Ollanta Humala marcó distancia este lunes con los movimientos políticos "extremos" y en especial con la candidata izquierdista Verónika Mendoza, en cuyo discurso ve "una mala copia" de las propuestas que marcaron su debut en la política peruana.

"Es una tránsfuga" y "cuando la escucho hablar, veo una mala copia de mis discursos del año 2005", afirmó sobre Mendoza el exmandatario (2011-2016) y aspirante a la Presidencia en los comicios generales del próximo 11 de abril, durante una tele-conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP).

Humala, un militar retirado que fue moderando con los años su discurso nacionalista de izquierdas, figura ahora en la cola de las encuestas electorales, pues, según el último simulacro de votación elaborado por la empresa Ipsos, se sitúa en la onceava posición con apenas el 2,8 % de apoyo.

Durante la videoconferencia, el líder del Partido Nacionalista Peruano reconoció sus coincidencias "evidentes" con la izquierda, pero se esforzó en distanciarse de esta doctrina "importada" y "setentera", que en el país encarna la excongresista Mendoza, de Juntos por el Perú.

Mendoza supera en intención de voto a todos los candidatos de izquierda en estas elecciones, el caladero de votos al que aspira Humala.

DISTANCIA CON LA IZQUIERDA

En ese sentido, Humala aseguró que la izquierda "necesita renovar su discurso" en el país sudamericano, donde los líderes progresistas "son los más infantiles de toda América Latina" porque "a lo mucho llegan a la alcaldía".

El expresidente insistió en que la izquierda "no es una doctrina autóctona en el Perú", sino que nació de "una revolución del primer mundo", a diferencia del nacionalismo, "que viene del tiempo de los Incas".

Por otro lado, el exmilitar criticó a la candidata presidencial de Juntos por el Perú por "no tener un discurso coherente sobre el tema de la lucha contra la corrupción y la defensa de los derechos humanos".

"Juntos por el Perú es el Partido Humanista de Yehude Simon, que está ahorita procesado por supuestamente haber recibido coimas de Odebrecht y fue ministro en la época de Baguazo", dijo Humala, en referencia a las violentas revueltas indígenas donde en 2009 murieron 33 personas por unos decretos que buscaban facilitar la actividad extractiva en los territorios de pueblos indígenas.

"Si la señora Mendoza hubiera querido tener un discurso claro, limpio, transparente, intachable, la pregunta sería por qué no ha construido un partido", sostuvo el expresidente.

DOS AÑOS Y VACANCIA

Al exarquero del Alianza Lima George Forsyth, líder de Victoria Nacional y uno de los que van primero en las encuestas, Humala le recriminó haber estado en la alcaldía de La Victoria para "dejarla y postular por la Presidencia".

De Yonhy Lescano, aspirante por Acción Popular y principal favorito en estos comicios, señaló que "si decimos que el Congreso es un cáncer, su partido es el pulmón más grande".

Y sobre el ultraderechista Rafael López Aliaga, de Renovación Popular, dijo que, por ser "uno de los hombres más ricos del Perú", sus intenciones políticas son "un negocio" para "asegurar todos sus intereses económicos y los de su flota de amigos".

Humala se mostró "preocupado" por el "discurso de este señor", miembro del Opus Dei y "enamorado de la Virgen María", que puede llevar al país "a las épocas de la Santa Inquisición".

Según el expresidente, "no hace falta una bola de cristal" para predecir que, si el país va a "meter a un improvisado en el Gobierno, no va a haber luna de miel" y con un Congreso fraccionado, como apuntan las encuestas, "lo más probable es que en dos años acaben vacando al presidente electo y entre otro".

CAMPAÑA "ANTIDEMOCRÁTICA" Y "DESVENTAJAS"

Preguntado por el debate organizado la víspera por América TV y Canal N, en el que participaron Lescano, Fujimori, Forsyth, Urresti y Mendoza, el expresidente denunció que la campaña electoral está siendo "totalmente antidemocrática" en la medida en que los principales medios de comunicación organizan debates electorales con apenas los "cuatro o cinco" candidatos más bien posicionados en las encuestas.

"Se está cocinando un proceso electoral perverso", en el que "grupos de poder económico como es la concentración de medios" tratan de "suscribir a la población peruana a un menú de cinco candidatos", espetó Humala.

De acuerdo con él, los malos resultados de su formación política en las encuestas son fruto de una serie de "condiciones de desventaja frente al resto", como el proceso de "lawfare" (guerra jurídica, en inglés) contra él, su esposa y el Partido Nacionalista.

"En una competencia de 400 metros planos nos colocaron 100 metros atrás", insistió el candidato, quien recordó que, por orden judicial, su partido permanece con las cuentas incautadas.

En 2017, el exmandatario y su esposa Nadine Heredia entraron a prisión preventiva por el presunto financiamiento ilícito de sus campañas electorales de 2006 y 2011, recibido de la brasileña Odebrecht y del gobierno venezolano.

Tras pasar 300 días en prisión preventiva, el Tribunal Constitucional anuló la medida cautelar, pero la fiscalía presentó en 2019 la acusación formal contra la expareja presidencial, que ahora está pendiente de la celebración del juicio oral en su contra.

(c) Agencia EFE