Huaquechula un pueblo fantasma…

PAOLA AROCHE
·3  min de lectura
Huaquechula un pueblo fantasma...
Huaquechula un pueblo fantasma...

Huaquechula en donde la tradición nunca muere, se vio afectado por la pandemia, pues el turismo bajó hasta en un 80 por ciento.

Fue desde el pasado mes de octubre cuando familiares de María de Jesús Eustaquio iniciaron con la colocación de lo que sería su altar de muertos. Como marca la tradición en el municipio de Huaquechula, más de 30 familias este año, colocaron ofrenda para sus familiares que perdieron la vida durante este año.

Se estima que el turismo en aquel municipio bajó hasta en un 80 por ciento, afectando a decenas de familias en Huaquechula.

Con algunas semanas de anticipación, las familia se fueron preparando para recibir el alma de su familiar desde el 1 de noviembre, pero los visitantes que año con año viajaban hasta Huaquechula para admirar las ofrendas monumentales esta vez no llegaron por la pandemia Covid-19.

Fueron pocos los turistas que llegaron a visitar las ofrendas que se colocaron, las familias se quedaron con toda la comida que prepararon en gran medida para los invitados.

“En esta ocasión muchas familias elaboraron comida, como ya es una costumbre, y es en lo que más se invierte y pocos turistas llegaron, por lo que varias familias se quedaron con todo lo que prepararon”, dijo un familiar.

Te puede interesar: Baja 80% turismo de ofrendas monumentales de Huaquechula

En el centro de la ciudad en donde desde la mañana del 1 de noviembre ya se veía un gran movimiento de turistas en las principales calles del municipio, este año lucía vacío, sin turistas y sin puestos que año con año se colocaban, los vehículos podían transitar por las calles sin problema, sin el tráfico que la temporada representa, esto debido a que la autoridad municipal con días de previos informó que se cancelarían las actividades de muertos en aquel municipio.

Sin duda alguna no sólo las familias que elaboraron comida para esta fecha se vieron afectadas por la pandemia, si no también todos aquellos que colocaban un puesto ambulante durante estos días.

María del Socorro, vendedora de Aguas frescas dijo que “muchos esperamos está fecha porque es la más grande en cuanto a ventas, pero por la pandemia ya no nos fue posible, vemos con tristeza nuestro zócalo vació”.

Lee también: HUAQUECHULA. Vive su historia y tradición a través del Mercado del Trueque

Muchos quienes venden algún producto durante esta temporada esperaban que las cosas mejorarán, pero no fue así sino todo lo contrario, algunos sí se arriesgaron a comprar y vender lo que pudieron, otros optaron por dejarlo para el siguiente año, con la esperanza de que ya se pueda hacer de manera libre y sin pandemia.

En cuanto a las familias llegaron a invertir entre 40 y 60 mil pesos, dependiendo de cada familia y cada ofrenda, pero en lo que más gastaron fue en la comida.

Las familias temen que la falta de turismo siga por el temor a la pandemia del Covid-19.

Con información de Diario Puntual