Hospitales de Inglaterra se preparan para recibir niños con una rara enfermedad provocada por el COVID-19

Shaun Lintern
·6  min de lectura
<p>El Hospital de Niños Evelina de Londres trató a unos 110 niños con PIMS durante la primera ola del virus</p> (Getty Images/iStockphoto)

El Hospital de Niños Evelina de Londres trató a unos 110 niños con PIMS durante la primera ola del virus

(Getty Images/iStockphoto)

Los hospitales de todo Inglaterra se están preparando para un aumento significativo de niños que necesitan tratamiento por una enfermedad rara provocada por el coronavirus.

Los departamentos de pediatría de todo el NHS están solicitando a las enfermeras que se han reasignado para ayudar a cuidar a los pacientes adultos, así como también están liberando camas especializadas de cuidados intensivos para estar disponibles para más casos de la rara afección identificada por primera vez después de la primera ola el año pasado.

Debido a lo generalizadas que se han vuelto las infecciones por COVID-19 en el último mes, con un número máximo de pacientes en el hospital de casi 40,000, los expertos creen que verán una mayor cantidad de niños afectados por la enfermedad llamada Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS).

El modelo del Hospital de Niños Evelina de Londres, que trató a unos 110 niños con PIMS durante la primera ola del virus, sugirió que por cada 200 adultos ingresados en el hospital de Londres, había un niño admitido con PIMS.

Este modelo no se puede utilizar para predecir las admisiones en todo el país, pero los expertos en pediatría creen que comenzarán a ver una mayor cantidad de niños con la afección, con un pico esperado en las próximas tres semanas.

Se cree que el COVID-19 desencadena una respuesta inflamatoria entre una minoría muy pequeña de niños: de todos los niños infectados con coronavirus, menos de la mitad del uno por ciento desarrolló PIMS.

Aquellos que sí la desarrollan sufren una inflamación severa en sus vasos sanguíneos y pueden tener daño en su corazón. Los síntomas de PIMS incluyen sarpullido, fiebre y dolor abdominal.

Es probable que Londres y el sureste sean las áreas más afectadas, pero se observarán casos de PIMS en todo el Reino Unido.

Durante la primera ola, el hospital Evelina, que atiende a niños de todo Londres, Kent, Surrey y Sussex, vio a seis niños admitidos con PIMS en un día en su pico.

Los expertos afirmaron que los departamentos de pediatría de todo el Reino Unido estaban ahora más preparados para los casos de PIMS que el año pasado y enfatizaron que la afección afecta a una cantidad muy pequeña de niños, la mayoría de los cuales deberían recuperarse por completo.

Sara Hanna, directora médica del hospital Evelina, declaró a The Independent: “Hemos reducido a la mitad el número de adultos en nuestras camas de cuidados intensivos esta semana, de 24 a 12, para liberar a las enfermeras a nuestra sala de cuidados intensivos pediátricos.

“Estamos haciendo lo correcto y reduciendo el número de adultos de manera sensata. Los hospitales deben pensar en esto ahora".

Ella mencionó que Evelina estuvo a la vanguardia de los casos de PIMS el año pasado y que ya estaban viendo casos ahora.

“Hemos visto un aumento en los números, pero en este punto todavía es bastante pequeño y no están tan enfermos como vimos en la primera ola. Creo que parte del motivo es el reconocimiento y la gestión temprana, ahora sabemos lo que estamos buscando".

Añadió que los hospitales estaban listos: “Estamos planeando administrar esto en red. Todos los hospitales han sido educados sobre PIMS y tenemos reuniones diarias”.

James Fraser, presidente de la Sociedad de Cuidados Críticos Pediátricos, dijo a The Independent: “Durante varias semanas, los hospitales de niños han tenido pacientes adultos y no es solo la UCI pediátrica, también son las salas de niños las que tienen adultos. Ese ha sido el caso en todo el país durante el último mes.

“Desde antes de Navidad, las enfermeras de la UCI pediátrica han estado ayudando en las salas de adultos y cuidando a los pacientes adultos. Eso ha sucedido mucho más en la segunda ola que en la primera ola y refleja la enorme presión y el aumento de pacientes adultos en la última oleada.

“Esta es una situación sin precedentes en los 20 años que llevo como consultor. El personal está agotado y necesitamos recuperar a nuestras enfermeras pediátricas lo antes posible. Sin embargo, estoy inmensamente orgulloso de todos los que han tenido que trabajar en situaciones tan desafiantes".

“Debido a que hay tantos pacientes adultos infectados y el virus ha sido tan prevalente en la comunidad, esperamos ver más niños con PIMS tres o cuatro semanas después del pico del aumento de adultos.

“Esperamos ese pico en los niños dentro de las próximas dos o tres semanas.

“Después de la primera ola del año pasado, la mayor parte del país vio algunos casos. Hemos empezado a ver más ahora con un repunte hace unos siete a 10 días en las áreas más afectadas por las infecciones, particularmente en Londres.

“Aproximadamente la mitad de los casos de PIMS llegan a la UCI pediátrica, el resto se atiende en HDU o en salas. Esto todavía representa una pequeña cantidad de nuestros pacientes totales. Algunos de ellos pueden estar enfermos, pero la mayoría tiende a cambiar muy rápidamente. La mortalidad es muy rara con PIMS".

NHS Inglaterra está modelando el aumento esperado en los casos de PIMS para tener en cuenta la presión adicional sobre las camas y Fraser indicó que las 28 unidades de cuidados críticos pediátricos del Reino Unido tenían experiencia en la transferencia de pacientes dentro de las regiones, si fuera necesario en caso de que alguna unidad se sintiera abrumada.

La doctora Liz Whittaker, jefa de enfermedades infecciosas en el Royal College of Pediatrics and Child Health, comentó que el aumento de los casos de COVID-19 había provocado un incremento de los casos de PIMS en las últimas dos semanas.

La universidad ha elaborado consejos en línea para los padres sobre qué buscar entre los niños.

Whittaker agregó: “Esperamos que las cifras sigan aumentando hasta mediados de febrero. Esto se debe a que la incidencia de casos de PIMS parece estar alrededor de 3-5 semanas por detrás del aumento de casos de COVID en adultos.

“La mayoría de los niños se están recuperando rápidamente y están siendo tratados en salas pediátricas normales, pero algunos en unidades de alta dependencia. Una minoría deberá ser tratada en unidades de cuidados intensivos pediátricos.

“Algunas instalaciones de la UCIP se utilizan actualmente para la atención de adultos debido al aumento de casos de adultos, pero ciertamente no anticipamos que no haya suficientes camas de cuidados intensivos para niños con PIMS o cualquier otra enfermedad”.

NHS Inglaterra dijo que tenía planes para manejar cualquier presión significativa con hospitales capaces de brindarse ayuda mutua cuando sea necesario.

Señaló que la capacidad de cuidados intensivos pediátricos se está revisando diariamente a nivel nacional y regional.

Relacionados

Realizan pruebas en Inglaterra para detectar variante sudafricana

Advierten de posibles nuevas mutaciones de COVID-19 en Reino Unido

Muertes relacionadas con alcohol alcanzan récord durante la pandemia