A horas de verse con Macri, Bolsonaro advierte: "Si peleamos, la Argentina pierde mucho más"

LA NACION

SAN PABLO.- A horas de recibir al presidente argentino Mauricio Macri, el jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro,lanzó una advertencia para el país y aseguró que en caso que comiencen las tensiones tras el 10 de diciembre, día en que asumirá el cargo Alberto Fernéndez, la Argentina será la más perjudicada.

"La Argentina dio un giro a la izquierda. Vamos al pragmatismo. Si peleamos, perdemos, pero la Argentina pierde mucho más", dijo el ultraderechista en Brasilia, un día antes de la cumbre del Mercosur que tendrá lugar en Río Grande do Sul.

Mauricio Macri está en el país vecino para su última actividad oficial en el extranjero. El martes próximo dejará la Casa Rosada. Ante este contexto, y tras mostrar su enojo por las elecciones que tuvieron lugar en octubre, el brasileño se abstuvo de felicitar a Fernández y anunció que no asistirá a su toma de posesión. Además, afirmó que el pueblo argentino "eligió mal".

¿Cuáles son los motivos de la tensión con Fernández? Aparte de una visión política distinta, Bolsonaro está molesto por la campaña del peronista a favor de la liberación del expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción hasta principios de noviembre.

Por eso Bolsonaro lanzó la advertencia ayer e insistió en que la Argentina tiene "mucho más" que perder en caso de tensiones. Sin embargo, aseguró que apostará por el "pragmatismo" en las relaciones con el gobierno.

Hiperactivo, Macri vuelve a viajar y se despide con una cadena nacional

La primera cita entre Bolsonaro y Fernández aún no tiene fecha y la hostilidad entre ambos preocupa en el ámbito de negocios, dada la interdependencia de las dos economías.

Brasil es el principal destino de las exportaciones de Argentina y este es el tercero de las brasileñas (detrás de China y Estados Unidos), aunque representa el principal para los productos industriales.

Temeroso de que Fernández adopte políticas proteccionistas, el gobierno de Bolsonaro llegó a amenazar con abandonar el Mercosur, el bloque formado también por Paraguay y Uruguay. "Tenemos que honrar contratos. No podemos romper los contratos y acuerdos, porque perdemos credibilidad", indicó Bolsonaro.

El mandatario brasileño citó proyectos de interés común, como la creación de una conexión vial entre el puerto brasileño de Santos y el Pacífico chileno, con paso por la Argentina y Bolivia. "Tenemos un sueño de un paso por el Pacífico, (que) pasaría por Argentina; depende del contacto con ellos", comentó.

Las expectativas sobre la cumbre del Mercosur no son altas, dada la transición en curso tanto en Argentina como en Uruguay, donde el liberal Luis Lacalle Pou ganó a fines de noviembre las presidenciales.

De todos modos Bolsonaro se mostró expectante de firmar algunos acuerdos. "No podemos salir con las manos vacías", afirmó.