Horacio Rodríguez Larreta reclamó que el Estado proteja la propiedad privada en pleno conflicto por la toma de tierras

LA NACION
·3  min de lectura

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, emitió hoy un fuerte mensaje político en defensa de la propiedad privada y reclamó que el Estado actúe para defender ese derecho tutelado por la Constitución. Se posicionó así en el debate público sobre la toma de tierras, aunque no aludió específicamente al caso de la familia Etchevehere que en estos días concentra una gran repercusión mediática.

"Los derechos de propiedad y la seguridad jurídica sobre los mismos son condición para el desarrollo, el crecimiento y también para el mejoramiento de la calidad de vida de todos los argentinos", escribió Larreta en un texto difundido en sus redes sociales.

Morales Solá: el riesgo del enfrentamiento social

Consideró que "es imposible pensar la convivencia democrática sin la plena vigencia del Estado de Derecho y el imperio de la ley". Y recordó que la Constitución establece en su articulo 17 que "la propiedad es inviolable y solo una sentencia fundada en ley puede privar a alguien del derecho a la misma".

En ese sentido, enfatizó en que "para disponer de los bienes, producir e invertir, es esencial contar con la certeza de los derechos de propiedad; es una obligación del Estado protegerlos".

La toma del campo de la familia Etchevehere, en la que participan militantes cercanos al dirigente oficialista Juan Grabois, ya había originado un comunicado de la mesa de conducción de Juntos por el Cambio días atrás. "Le pedimos al Gobierno que haga una defensa clara de la propiedad privada y le exige que garantice el cumplimiento de este derecho constitucional sin ambigüedades. Además, le solicita a los funcionarios que integran el la coalición de gobierno que se abstengan de tomar posiciones en favor de la toma de tierras", habían señalado los dirigentes.

Larreta decidió pronunciarse en una línea similar, pero con un mensaje propio, con el cuidado que intenta aplicar a la construcción de su perfil político individual. Su mensaje apunta al nucleo duro de los votantes opositores, entre quienes crece la preocupación por el auge de las tomas. Evita apuntar específicamente al gobierno de Alberto Fernández, con mantiene todavía una línea de diálogo a pesar de la batalla legal por el recorte de fondos de coparticipación dispuesto por el Presidente.

Leonor Etchevehere: "La madre de Juan Grabois tiene 1200 hectáreas, ¿por qué no hacen allí el Proyecto Artigas?

Pero al mismo tiempo buscó alinearse claramente con el reclamo contra las usurpaciones. En el cierre de su mensaje decidió, de todos modos, incluir un matiz. "Esto no significa que no haya que atender las situaciones de un enorme déficit habitacional que la Argentina tiene. Hay que atender las dos realidades en simultáneo: por un lado la defensa irrestricta de la propiedad privada y la vigencia de la ley; y por el otro la urgencia de generar suelo urbano asequible, urbanización e integración social. Un derecho no puede ser en desmedro del otro".