Los hombres baleados por Rittenhouse pueden describirse como ‘alborotadores’ y ‘saqueadores’, pero no como “víctimas”, dictamina el juez antes del juicio

·4  min de lectura

Los abogados de Kyle Rittenhouse pueden referirse a los hombres a los que disparó como “alborotadores” y “saqueadores”, pero los fiscales aún no pueden llamarlos “víctimas” en ningún momento durante el próximo juicio por asesinato del adolescente, dictaminó un juez el lunes.

El juez de circuito Bruce Schroeder advirtió al equipo de la defensa contra el uso de términos peyorativos durante las declaraciones de apertura, pero dijo que podrían usarlos en sus alegatos finales si la evidencia sugería que los hombres participaron en actos delictivos.

“Puede demonizarlos si quiere, si cree que ganará puntos con el jurado”, dijo Schroeder.

Rittenhouse se declaró inocente de los cargos y dice que actuó en defensa propia cuando disparó fatalmente a Joseph Rosenbaum y Anthony Huber e hirió a Gaige Grosskreutz en agosto de 2020.

Luego de 17 años y viviendo en Antioch, Rittenhouse hizo los disparos mientras patrullaba el centro de Kenosha con un rifle estilo AR-15 en medio de la confusión que rodeó el tiroteo de Jacob Blake, un hombre negro, por un oficial de policía blanco. A pesar de no tener la edad suficiente para portar un arma abiertamente, Rittenhouse se ofreció como guardia de seguridad armada después de que los negocios fueran quemados y destrozados durante las manifestaciones celebradas la noche anterior.

Schroeder había dictaminado anteriormente que no se puede hacer referencia a los tres hombres como “víctimas” durante el juicio porque sería perjudicial para Rittenhouse. Tales fallos no son infrecuentes en casos de legítima defensa donde existe una disputa sobre quién tiene la responsabilidad.

Al permitir que la defensa describiera a las personas que Rittenhouse disparó en términos peyorativos, el juez enfatizó que no había cambiado de opinión sobre llamarlos víctimas.

“La palabra víctima es una palabra con demasiada carga”, dijo Schroeder.

El fallo, uno de los últimos emitidos por Schroeder antes de que comience la selección del jurado el 1 de noviembre, claramente frustró a los fiscales, quienes sugirieron que el juez estaba creando un doble rasero al permitir que Rosenbaum y Huber fueran menospreciados cuando no podían defenderse.

“Los términos que estoy identificando aquí, como alborotador, saqueador e incendiario, son tan cargados, si no más cargados, que el término víctima”, dijo el fiscal adjunto de distrito Thomas Binger.

La defensa tiene la intención de argumentar que Rosenbaum, en particular, representó un peligro esa noche ya que amenazó con matar personas y se involucró en un incendio provocado. Sin embargo, ninguno de los hechos ocurrió en los momentos inmediatamente anteriores al tiroteo.

“El comportamiento de muchas personas allí fue ilegal”, dijo el abogado defensor Mark Richards. “El señor Rosenbaum estaba en la parte superior de esa lista”.

Schroeder indicó que permitiría evidencia del mal comportamiento esa noche por parte de los hombres a los que disparó Rittenhouse porque podría hablar de lo peligrosos que le habrían parecido al adolescente. Los fiscales no lograron convencer al juez de que la defensa quería manchar la reputación de Rosenbaum para que el jurado pudiera justificar más fácilmente el tiroteo.

“Este es un intento de decirle al jurado que el Sr. Rosenbaum era un tipo malo que merecía morir”, dijo Binger. “Eso es realmente lo que está pasando aquí, su señoría”.

Schroeder también rechazó la solicitud de la fiscalía de bloquear cualquier evidencia de que la policía local proporcionó agua a los vigilantes la noche del tiroteo y les agradeció su presencia. En un video tomado antes de que Rittenhouse disparara su arma, los oficiales en un vehículo blindado le arrojaron botellas de agua a él y a otros civiles armados que claramente estaban violando el toque de queda de las 8 pm de la ciudad.

En la grabación se puede escuchar a un oficial expresando su gratitud al grupo.

“Les agradecemos muchachos”, dijo el oficial. “Realmente lo hacemos”.

“Me preocupa que esto se convierta en un juicio sobre lo que la policía debería o no debería haber hecho esa noche”, dijo Binger. “Y no creo que eso sea lo que deba decidir este tribunal o este juicio”.

Al optar por permitir la evidencia, Schroeder dijo que no permitiría que la defensa argumentara que las palabras alentadoras reflejaban la opinión general del departamento de policía. Sin embargo, podría ayudar a explicar la mentalidad de Rittenhouse esa noche.

“No permitiría que se usara para demostrar que toda la presencia policial esa noche apreciaba el comportamiento del Sr. Rittenhouse o su presencia”, dijo. “La relevancia es otro asunto”.

sstclair@chicagotribune.com

  • Este texto fue traducido por Octavio López/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.