¡Todo un hombrecito! Así posa el príncipe George de Cambridge por su quinto cumpleaños

Al igual que sucedió hace justo un año, el Palacio de Kensington ha festejado el cumpleaños del príncipe George de Cambridge con una fotografía oficial de lo más entrañable. Si en 2017, cuando el primogénito de los Duques de Cambridge cumplió cuatro años, posó con una amplia y divertida sonrisa, en esta ocasión no se queda atrás. La imagen muestra a un príncipe George de lo más risueño y feliz mirando a cámara. Viste una camisa blanca de manga corta y pantalones azules mientras coloca sus manos a la espalda. El futuro heredero a la Corona británica poco a poco se va haciendo mayor, eso sí, sin perder ni un ápice de su espontaneidad, tal y como se desprende de este nuevo retrato oficial. 

VER GALERÍA

La instantánea está firmada por Matt Porteus, el mismo fotógrafo que realizó la divertida sesión de fotos cuando el príncipe cumplió tres años y responsable también de la gran sonrisa de Louis de Cambridge en el espontáneo retrato que completó el álbum oficial de su bautizo. Tomada en los terrenos de Clarence House, muestra a un príncipe con el mismo atuendo que lució en el bautizo de su hermano Louis. No en vano, se realizó el pasado 9 de julio. "El duque y la duquesa de Cambridge están muy felices de poder compartir una nueva fotografía del príncipe George para celebrar su quinto cumpleaños. Gracias a todos por los hermosos mensajes", reza el comunicado hecho público por el Palacio de Kensington este sábado por la noche.

Este año, el nieto mayor de Carlos de Inglaterra ha recibido un regalo muy especial, al alcance de pocos. The Royal Mint, la Fábrica de la Moneda de Reino Unido, ha lanzado una pieza para conmemorar su aniversario. Tiene un valor de cinco libras (5,6 euros) y se comercializa, en su versión más básica, por 14,5 euros, aunque también puede adquirirse en plata por 92 euros o en oro de 22 quilates por un precio que asciende hasta los 560 euros.  En su diseño, cuenta con referencias a la famosa leyenda de San Jorge y el dragón.

Es la segunda vez que el Palacio de Kensington difunde fotografías oficiales en menos de una semana. Hace solo unos días, hizo públicas las instantáneas del bautizo del príncipe Louis de Cambridge, unas imágenes tomadas por Matt Holyoak en la Morning Room de Clarence House solo diez minutos después de la celebración religiosa. En ellas, los duques de Cambridge posaban por primera vez con sus tres hijos: George, Charlotte y Louis. Curiosamente, el fotógrafo elegido para inmortalizar a los Windsor en esta fecha tan especial recurrió a unos cuantos trucos de edición para que el retrato quedara absolutamente perfecto. Así, modificó ligeramente los tonos de color de la sala de la Mañana de Clarence House, suprimiendo el brillo de oro amarillo de algunos de los muebles a fin de crear unas tonalidades homogéneas y armoniosas.

Los secretos de los retratos del bautizo de Louis de Cambridge: retoques fotográficos y un posado a la velocidad del rayo

VER GALERÍA

La duquesa de Cambridge y otros fotógrafos ilustres para un futuro heredero

El año pasado, la instantánea oficial del príncipe George fue tomada por el fotógrafo real de la agencia Getty Chris Jackson. Los Duques de Cambridge quisieron confiar en un profesional, pese a que en no pocas ocasiones ha sido la madre del príncipe George la encargada de inmortalizar a sus hijos en los últimos retratos oficiales. Chris es de sobra conocido entre los Windsor, pues es el marido de Natasha Archer, estilista de la Duquesa. Y a menudo ha fotografiado a la Familia Real en eventos de importante calado.

George de Cambridge