Hombre de Cayo Hueso usó a indocumentados para trabajar y en un fraude fiscal millonario

·2  min de lectura

De todos los actos delictivos que Volodymyr Ogorodnychuk, de Cayo Hueso, admitió en su declaración de culpabilidad —fomentar la inmigración ilegal, ocultar a más de 100 indocumentados, ganar dinero con su empleo ilegal en el sector de la hotelería de los Cayos—, ¿cuál le valió cuatro años de cárcel?

No dar al gobierno su parte.

La admisión de los hechos por parte de Ogorodnychuk al declararse culpable de un cargo de confabulación para estafar al gobierno federal dice que él y sus coconfabulados no pagaron ningún impuesto al Seguro Social, el Medicare o el impuesto a los ingresos sobre el salario de los que explotaba, lo que supuso $3.5 millones adeudados al IRS..

Además, las declaraciones de impuestos de Ogorodnychuk correspondientes 2017 y 2018 omitieron $23,000 que ganó de dos de sus cuatro empresas de empleo que usó en el esquema. Admitió haber ganado $272,000 con la estafa desde enero de 2016 hasta octubre de 2020.

La restitución de Ogorodnychuk se determinará en 90 días.

El paraíso, la ciudad tropical y la negación plausible

Ogorodnychuk dirigió su esquema a través de cuatro empresas de “empleo”:

▪ Paradise Choice LLC, que según los registros estatales se inscribió el 23 de marzo de 2016, se disolvió el 22 de septiembre de 2017 y fue gestionada desde Cayo Hueso por Andrei Baranouski;

▪ Paradise Choice Cleaning LLC, que según los registros estatales se inscribió el 13 de julio de 2016, se disolvió el 25 de septiembre de 2020 y fue gestionada desde Cayo Hueso por Mykhalo Chugay, que usó una dirección de Hallandale Beach como agente oficial de la empresa;

▪ Tropical City Services LLC, que según los registros estatales fue inscrita el 29 de noviembre de 2017, sigue activa y es administrada desde Cayo Hueso por Vladyslav Brovko;

▪ Tropical City Group LLC, que según los registros estatales fue registrada el 11 de septiembre de 2019, disuelta el 25 de septiembre de 2020, y gestionada desde Cayo Hueso por Yanina Strok.

Estas empresas hicieron contratos con hoteles, bares y restaurantes de los Cayos para proporcionar empleados.

“Estos acuerdos ayudaron a los clientes del acusado a intentar eximirse de la responsabilidad de asegurar que los trabajadores estuvieran legalmente autorizados a trabajar en Estados Unidos y que los impuestos federales sobre el empleo fueran retenidos y pagados al IRS”, dice la admisión de Ogorodnychuk, “cuando, de hecho, muchos de los clientes del acusado sabían o tenían razones para creer que los trabajadores proporcionados bajo estos acuerdos no estaban autorizados a trabajar en Estados Unidos y que los impuestos federales sobre la renta y el empleo no eran retenidos y pagados al IRS”.

Seguridad Nacional, Investigaciones de Seguridad Nacional e Investigación Penal del IRS llevaron a cabo la investigación. El fiscal adjunto Chris Clark y el asesor principal de litigios de la División de Impuestos del Departamento de Justicia federal, Sean Beaty, y los abogados litigantes Jessica A. Kraft y Nicholas J. Schilling Jr. se encargaron de la acusación.