Hijos y el problema del abuso de la tecnología: 4 frases que nunca deberías decirles

·4  min de lectura
Padres que crían hijos inteligentes siempre evitan estas cuatro frases / Getty Images
Padres que crían hijos inteligentes siempre evitan estas cuatro frases / Getty Images

En un mundo cada vez más tecnológico y digital, la mejor idea en la crianza de los hijos no es demonizar la tecnología, sino ayudarlos a entender cómo balancearla con el resto de las actividades y sacarle provecho.

A veces, la manera en la que decimos las cosas puede crear un efecto o entendimiento no deseado en nuestros hijos; de ahí esa sensación que podemos tener a veces de que, mientras más les repetimos algo menos funciona.

La clave no está en dejar de hacerlo, sino en hacerlo de una manera en la que ellos puedan entender y con la que puedan reflexionar, pues la forma en la que les hablamos a nuestros hijos sobre el uso del internet y las nuevas tecnologías, puede tener un gran impacto en cómo desarrollen su vida adulta. Así lo aplican con éxito los padres que crían hijos inteligentes y equilibrados, con énfasis en una educación integral y plena.

La mejor forma de moderarles el tiempo en pantalla a nuestros hijos y evitar que se conviertan en zombies detrás de un teléfono o una computadora, es ayudarlos a encontrar el equilibrio.

Te compartimos cuatro frases que estos padres nunca dicen a sus hijos con respecto al uso de pantallas, juegos digitales e internet, y en su lugar, la mejor manera de abordar estos temas, de acuerdo con un experto en educación tecnológica de CNBC.

1. "Tienes adicción a tu teléfono"

Esta declaración puede parecer inofensiva, pero suele ser muy confusa para los niños, ya que la mayoría de las veces lo que genera adicción no es el dispositivo, sino un juego o aplicación en particular.

Lo importante es reformular esta frase de manera que no indique el problema, sino la verdadera preocupación, que bien puede ser que su hijo ya no se involucre en actividades físicas o casi no interactúe con la familia.

¿Cómo reformular esta frase?

  • "No parece que hayas hecho ejercicio hoy".

  • "Me di cuenta de que no has pasado tiempo con la familia desde que llegaste de la escuela; hagámoslo un rato para que podamos equilibrar la forma en que pasas el día".

2. "Has estado jugando a ese juego durante demasiado tiempo"

Esta declaración es igualmente contraproducente porque aborda la crítica, pero no la solución, y no ofrece herramientas para que el niño pueda comprender por qué es importante no hacerlo. ¿Por qué le recriminas por jugar dos horas en el teléfono o tablet, pero no por ver una peli de dos horas en familia un domingo?

Para reformular esta frase aborda tu preocupación, por ejemplo, por las cualidades del juego: "Parece que este juego está recibiendo más atención de la que merece, dado que se basa principalmente en la repetición y la suerte". 

Esta declaración podría conllevar a un replanteamiento de la importancia de las aplicaciones en el dispositivo en la que puedas aprovechar e intercambiar con tu hijo qué otras actividades preferiría durante el tiempo que pasa con el teléfono.

Cómo manejar uso de la tecnología por parte de los niños se ha convertido en un gran reto para los padres actuales. Foto: Getty Images.
Cómo manejar uso de la tecnología por parte de los niños se ha convertido en un gran reto para los padres actuales. Foto: Getty Images.

3. "No puedes estar sentado todo el día frente a la computadora"

Si tu explicación para esta frase es que es mejor combinar la actividad en pantalla por actividades físicas, pero en su lugar le sugieres leer un libro o dibujar, estás nuevamente enviando un mensaje confuso.

Por eso es importante ser lo más específicos y claros posible sobre por qué es importante equilibrar las actividades. Aquí podrías intercambiar sobre la importancia de leer en algún momento del día o de hacer actividades al aire libre para su buen desarrollo físico.

4. "Necesitas interactuar con personas reales"

Esto puede sonar ilógico para los niños si cuando juegan o usan determinadas aplicaciones están interactuando con otras personas. Otra vez, exprésale la preocupación real y dale espacio para la reflexión sobre la importancia de equilibrar la interacción virtual con la presencial para desarrollar habilidades sociales saludables.

Reformula la frase con lo que sientas que en ese momento no está balanceado en el día a día de tu hijo: "Tu familia también quiere tener la oportunidad de pasar un tiempo contigo" o "También es bueno tener algunas interacciones en persona con tus amigos".

VIDEO | Este niño de 9 años asusta a los expertos pulverizando récords del atletismo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.