Canciller de México niega responsabilidad en mortal accidente de metro

·2  min de lectura
Imagen de archivo. El canciller de México, Marcelo Ebrard, en una conferencia de prensa.

(.)

CIUDAD DE MÉXICO, 19 oct (Reuters) -El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, rechazó el martes tener responsabilidad en un accidente en una línea del metro construida cuando él era alcalde de la capital y que cobró la vida de 26 personas en mayo, luego de que la fiscalía de la ciudad dijo que busca imputar a varios de sus exsubordinados.

La fiscalía de Ciudad de México informó el lunes que acusará a 10 personas "físicas y morales", entre ellos quien fuera el director del metro de la capital, Enrique Horcasitas, durante el gobierno de Ebrard (2006-2012), por el derrumbe de un paso elevado del tren y la caída de dos vagones en la Línea 12.

"Yo hice lo que tenía que hacer, sino no podría estar aquí, no podría dar la cara", dijo Ebrard al ser consultado sobre su ausencia en la lista de acusados, durante la conferencia de prensa diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Actué profesional y de una manera íntegra", subrayó el canciller, quien es señalado como un posible aspirante a contender por la presidencia en los comicios de 2024.

La fiscalía detalló que los delitos a perseguir son homicidio, lesiones y daño a la propiedad. Además de las 26 personas fallecidas, el accidente dejó decenas de heridos.

El abogado de Horcasitas y otros cuatro acusados, Gabriel Regino, cuestionó el martes la labor de los fiscales.

"Estamos ante una investigación que ha sido evidentemente manipulada, que ha sido sesgada y que ha cometido una gran cantidad de violaciones de derechos humanos", denunció en una entrevista con la emisora W radio.

Un peritaje inicial de la consultora noruega DNV, solicitado por el gobierno de Ciudad de México, reveló en junio que la causa del accidente fue una falla estructural en la línea 12, construida por un consorcio formado por las mexicanas ICA y Grupo Carso y el fabricante de trenes francés Alstom.

Grupo Carso, controlado por la familia del magnate mexicano Carlos Slim, se ha comprometido a rehabilitar el tramo afectado, aunque ha negado tener responsabilidad en el accidente.

Ebrard recordó el martes que algunos de los acusados ya respondieron ante la justicia, después de que la operación de la línea fuera suspendida en sus inicios por diversas fallas, entre acusaciones de corrupción.

El siniestro ha golpeado la imagen de Ebrard y la actual alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, vista también como contendiente por la presidencia. Ambos son muy cercanos a López Obrador.

(Reporte de Raúl Cortés Fernández; Editado por Adriana Barrera y Diego Oré)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.