Hermanos se declaran culpables en EEUU de traficar 3.500 kilos de cocaína

·2  min de lectura

Miami, 13 sep (EFE).- Dos hermanos colombianos se declararon culpables en un tribunal de Tampa, en la costa oeste de Florida, de traficar por mar con más de 3.500 kilos de cocaína desde su país de origen a Centroamérica, un cargamento que fue interceptado por la Guardia Costera de EE.UU. en aguas del Pacífico, informó este martes el Departamento de Justicia estadounidense.

Robin Castro-Gómez, de 35 años y colombiano, y su hermano Álvaro Castro-Gómez, de 41, se declararon culpables de "conspirar con la intención de distribuir cinco kilogramos o más de cocaína en barco" por aguas del Pacífico, según un comunicado de la Fiscalía del Distrito Medio de Florida.

Los dos hermanos, que habían sido acusados de este cargo en 2019, se enfrentan a una pena mínima de entre 10 y 15 años y una máxima de cadena perpetua en una prisión federal estadounidense.

Según el acuerdo de culpabilidad, los hermanos Castro-Gómez reconocieron ser los responsables de intentar traficar con más de 3.500 kilos de cocaína (7.700 libras) con un valor de más de 100 millones de dólares.

En 2017 y 2018, los guardacostas estadounidenses interceptaron en diferentes operaciones tres embarcaciones en aguas del Pacífico Oriental cargadas de cocaína y con destino a Centroamérica.

Robin Castro-Gómez era el encargado de dirigir y organizar cada uno de estos envío de droga desde Colombia, mientras que su hermano, previamente condenado en un tribunal por tráfico de cocaína en alta mar, le ayudó en la operación.

Este caso de tráfico de cocaína fue investigado por Panama Express Strike Force, un ente de la Fuerza de Tarea de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), compuesta por analistas y agentes del Servicio de Investigación de la Guardia Costera de EE.UU. y la Administración de Control de Drogas, entre otros organismos federales.

(c) Agencia EFE