Donovan Mitchell se marcha a los Cavaliers y el Heat traerá un gran Caballo de Troya

·4  min de lectura
Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Antes de que Kevin Durant decidiera permanecer en los Nets, el Heat estaba convencido que lo más sensato era quedarse con el mismo equipo que tenía la pasada campaña para afrontar la temporada 2022-2023, la cual dará inicio en menos de 50 días.

Ni siquiera Pat Riley se molestó en perseguirlo, luego de escuchar las pretensiones del equipo de Brooklyn y al fin y al cabo no era Miami el que había pedido que le traspasaran.

Tampoco hizo nada después de que el Jazz considerara insuficiente una oferta del Heat por Donovan Mitchell, pese a su deseo expreso de marcharse de Utah y venir a la Capital del Sol.

Finalmente este jueves 1 de septiembre el Jazz envió a Mitchell a los Cavaliers a cambio de tres selecciones de primera ronda sin protección y dos intercambios de selecciones, según reportó Adrian Wojnarowski de ESPN. Como parte del trato Cleveland enviará a Lauri Markkanen, Colin Sexton y Ochai Agbaji a Utah .

Mitchell ya había eliminado al Utah de sus redes sociales con lo cual se intensificaron sus rumores comerciales, pero sus destinos preferidos: Knicks y Heat, no estaban por la labor de ceder a las pretensiones de los directivos del Jazz.

Los Knicks no estuvieron dispuestos a dar todas las rondas del draft que pedía Utah y por si fuera poco le dieron una extensión de contrato por cuatro años y $120 millones al delantero RJ Barrett, quien estaba en las boletas para un posible intercambio por Mitchell.

El Heat hará lo mismo con Tyler Herro y le ofrecerá una extensión similar por el mismo período de tiempo, lo cual también cerró la puerta la puerta al estelar escolta del Jazz.

Que Mitchell no viniera a Miami en cierto modo es una pena, dadas sus buenas relaciones con Bam Adebayo, Jimmy Butler y el deseo expreso de Dwyane Wade de verlo con una camiseta del Heat.

Por cierto, el quinteto de la Capital del Sol vestirá durante 20 juegos de esta temporada, su número 35, con la camiseta con la que debutó en la NBA en 1988 y que se puso por última vez en la campaña 2015-2016.

Si bien Miami tiene el equipo completo, se cree que necesita un delantero de poder dominante tras la marcha de PJ Tucker a Filadelfia.

La llegada del novato Nikola Jovic o el ascenso de Caleb Martin no es precisamente una garantía para un puesto tan importante.

Pero más allá que todo esto, el Heat necesita un hombre que ayude a Jimmy Butler, a quien no se le puede pedir más que conduzca al equipo al siguiente nivel.

Es hora de que Adebayo eleve su juego y se convierta en una estrella consolidada de la NBA, que Kyle Lowry resuelva sus problemas y vuelva a jugar al máximo nivel.

Ya no viene Kevin Durant, ¿es realmente Donovan Mitchell la mejor opción para el Heat?

Ese hombre podría llamarse como el tapado del Heat y debería salir de sus propias filas, donde ahora mismo hay varios candidatos, dentro de lo que pudiera llamarse un Caballo de Troya.

El primero es Victor Oladipo, quien está ya completamente restablecido y espera regresar a los primeros planos tras jugar solo ocho partidos la pasada temporada donde promedió 12.4 puntos por encuentro y 10.6 en los 15 desafíos de playoffs.

Se espera que Oladipo promedie esta campaña cerca de 20 unidades y y en caso de llegar a la postemporada supere esa cifra.

El otro es el propio Herro, quien promedió el pasado curso 20.7 puntos en la temporada, pero apenas 12.6 cartones en los playoffs debido a las lesiones. Se espera que esté saludable, que incluso pueda ser titular y que supere la cantidad de puntos por juego tanto en la campaña regular como en la postemporada.

Duncan Robinson no será un tapado, sino que más bien sea un destapado, después de un mal final de temporada en el que fue relegado al banco y apenas participó en los playoffs por su mal rendimiento. Promedió apenas 10.9 puntos por partido (5.6 en playoffs).

El regreso de Udonis Haslem al Heat es muy importante, aunque también hay un pero

Además se cayó en la efectividad en triples (37.2%) después de registrar grandes porcentaje en tiros de tres la dos pasadas temporadas (44.6% y 40.8%).

No se sabe si le falló la confianza, si lo marcaron mejor o si estaba más cansado, pero igual se espera que tenga un mejor año después de estar en todas las boletas para un intercambio.

De igual modo se espera un crecimiento de Max Strus, Gabe Vicent, Martin y Jovic, pero uno de los tres mencionados anteriormente, o los tres, serán los llamados a ayudar a Butler, incluso más de lo que hubiera podido hacer el propio Mitchell.

Con este equipo aspirar a llegar al menos a las Finales de la NBA.