Al Heat le toca levantarse ante los Hornets, si la tormenta Nicole se lo permite

D.A. Varela/dvarela@miamiherald.com

El Heat (4-7), si Nicole lo permite, recibe este jueves 10 de noviembre (7:30 p. M. TV: Bally Sports Sun) a los Hornets de Charlotte (3-8) en el FTX Arena, en busca de levantar el vuelo tras sufrir el lunes en casa su segundo revés consecutivo.

El huracán Nicole, que se supone tocará tierra en la costa este de Florida, pudiera afectar el juego y se espera que la NBA en coordinación con las autoridades de Miami tomen una decisión sobre si se celebra o no el encuentro.

El mayor problema es que los Hornets juegan este miércoles en Charlotte y no podrían volar a Miami por la noche.

Una posibilidad es que lo hagan en la misma mañana del jueves y el partido se retrase para más tarde porque no pueden jugar el viernes, porque el FTX Arena está ocupado, ni el domingo porque el lunes el Heat recibe a los Suns.

De cualquier modo el sábado el quinteto de la Capital del Sol recibiría a los Hornets en el segundo partido programado entre ambos conjuntos.

El de este jueves, donde el Heat tiene previsto usar su nuevo uniforme City Edition, sería el primero de cuatro enfrentamientos programados entre ambos clubes en esta temporada.

La pasada contienda Miami barrió 4-0 a Charlotte, que no podrá contar con sus estelares LaMelo Ball (tobillo) y Gordon Hayward (hombro).

Por el Heat están descartados el escolta Victor Oladipo (rodilla) y el centro Omer Yurtseven (tobillo), quienes no han debutado todavía.

Tyler Herro (tobillo) está listado como día a día y es posible que juegue.

El escolta se quedó fuera de la derrota del lunes ante los Trail Blazers luego de torcerse el tobillo izquierdo en el juego ante los Pacers.

De no jugar Herro, Max Strus volvería a ser su reemplazo en el quinteto titular.

Strus le pasó por el lado a Duncan Robinson, quien después de firmar una extensión por $90 millones inexplicablemente ha perdido su regularidad en los triples, aunque su punto más débil sigue siendo su defensa.

Esta temporada Robinson no ha podido remontar su situación y ha perdido más minutos de los que tenía pensado.

Si bien sigue siendo un temido francotirador que puede estirar la cancha y hacer muchas otras cosas, lo cierto es que su 34 por ciento en tiros de tres justifica su puesto en la banca.

En cambio Strus, con un 38.6 por ciento, se ha ganado el puesto e incluso es uno de los cerradores del equipo junto a Gabe Vincent.

Sin embargo, el Heat no ha encontrado el quinteto cerrador y por esa razón ha dejado escapar algunos de los siete juegos que ha perdido.

La diferencia entre ellos y Jimmy Butler, Kyle Lowry y Bam Adebayo es muy grande y parece que al equipo con lo que tiene no le da y necesita al menos un refuerzo.

El fantasma de las lesiones no deja en paz al Heat. Regresa Butler, pero se cae Herro

Pero Lowry pide paciencia.

“Llevamos 11 juegos en una temporada de 82 juegos”, expresó Lowry.

“Así que solo tenemos tomar las cosas por juego y llegar a .500 primero. Luego construyes a partir de ahí, pero ahora ni siquiera podemos pensar en .500, solo tenemos que ganar el próximo partido”.