Harry y Meghan vuelven a sufrir un duro desplante de la Corona pese al acercamiento por la muerte de Isabel II

·3  min de lectura
El príncipe Harry y Meghan Markle en su último compromiso real, en marzo de 2020
El príncipe Harry y Meghan Markle en su último compromiso real, en marzo de 2020 - Créditos: @Archivo

LONDRES.– En un desplante que resultó un fuerte revés para el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, la pareja se enteró de que finalmente no estaba “invitada” a una recepción estatal de este domingo para líderes mundiales y miembros de la realeza extranjera que llegan a Londres para dar las últimas honras a la reina Isabel II, después de leer informes de prensa, revelaron varias fuentes citadas por la prensa británica.

El duque y la duquesa de Sussex, que se unieron a la familia real la semana pasada en el duelo por el fallecimiento de la reina Isabel II en Londres, recibieron inicialmente una invitación para el evento que tendrá lugar esta noche, aseguraron las fuentes..

El príncipe Harry y la princesa Beatriz, durante la vigilia junto al féretro de Isabel II
El príncipe Harry y la princesa Beatriz, durante la vigilia junto al féretro de Isabel II - Créditos: @IAN VOGLER

Sin embargo, un vocero del rey Carlos III confirmó que “la invitación es solo para miembros que trabajan de la familia real”, así como para dignatarios internacionales.

“Harry y Meghan realmente recibieron la invitación y nadie les ha dicho que no están invitados”, había señalado una fuente real, sin aclarar por qué recibieron la carta. Pero luego se les informó que solo “la realeza británica que trabaja es bienvenida” a la ceremonia.

Según los medios, no estaba claro por qué le fue enviada la invitación a Harry, de 38 años, y a su mujer, Markle, de 41.

Otro experto del palacio real añadió: “Me han dicho que solo se enteraron que no fueron invitados al leer los informes de prensa”.

Las fuentes le dijeron que la pareja “pareció desconcertada” por la aparente confusión.

Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden; de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se encuentran entre los jefes de Estado y de gobierno que se espera que asistan a la recepción, organizada por Carlos III y la reina consorte, Camilla, antes del funeral de la monarca, que será mañana.

Los invitados también serán recibidos por el príncipe y la princesa de Gales, además de otros representantes de la corona en la recepción del Palacio de Buckingham.

En medio de la confusión, Harry se unió la noche del sábado a su hermano, el príncipe Guillermo, y a sus primos para celebrar una vigilia por el nuevo monarca.

Permiso especial

Harry, que fue despojado de sus títulos militares cuando él y Markle renunciaron a sus funciones reales en enero de 2020, no tenía previsto usar su uniforme militar en ninguno de los eventos.

Finalmente, el padre de Harry, Carlos III, de 73 años, le concedió permiso para usar ese atuendo durante una vigilia de Isabel II, confirmaron fuentes del Palacio de Buckingham.

“El príncipe Harry simplemente estaba preparado para usar lo que su abuela hubiera esperado. Se centra en honrarla y eso es todo”, dijo otra fuente.

En la primera de las ceremonias para honrar a la desaparecida reina, los ocho primos permanecieron de pie durante algunos minutos junto al féretro de su abuela en el Westminster Hall.

Los hijos del nuevo rey Carlos III y Diana permanecieron de espaldas y con la mirada baja, junto a sus primos. Guillermo y Harry vistieron su uniforme militar.

Polémica

La imagen de Harry en la procesión de la monarca, el miércoles, generó comentarios negativos en las redes sociales, al no pertenecer ya al grupo de miembros que trabajan en la familia real.

Como hace 25 años, Guillermo y Harry caminan detrás del féretro, esta vez de su abuela
Como hace 25 años, Guillermo y Harry caminan detrás del féretro, esta vez de su abuela - Créditos: @Daniel Leal

En este sentido su presencia fue considerada una violación de los protocolos reales.

Desde su renuncia a los deberes reales hace dos años la relación del príncipe Harry y Megan Markle con la corona británica cambió por completo.

La ruptura se confirmó en 2021 tras una explosiva entrevista de la pareja con la presentadora norteamericana Oprah Winfrey en la que acusaban a la familia real de racismo.

Agencias ANSA y AFP