Handball: los Gladiadores se clasificaron al Mundial de Egipto

LA NACION

La selección argentina de handball viajó al Centro y Sur de Maringá, Brasil con un sólo objetivo, y este viernes lo conquistó. La victoria frente a Chile fue el paso que les faltaba para sacar su boleto mundialista, el número 13 de manera consecutiva. El conjunto que dirige Manolo Cárdenas, consiguió tres importantes victorias en sus primeras actuaciones, y frente al equipo trasandino el sólido triunfo 30-22 confirmó su poderío.

La clasificación al Mundial de Egipto 2021 la alcanzaron luego de las victorias ante Bolivia por 82-7, Uruguay por 33 a 17 y frente a Paraguay por 50 a 21. Este sábado -desde las 19- se medirán frente a Brasil en busca del título continental.

El partido frente al equipo de Chile, se dio en un marco de revancha dada la final de los Juegos Panamericanos de Lima. En aquella oportunidad se dio un desarrollo bien ajustado que terminó inclinándose para los argentinos. En esta oportunidad pareció ser un encuentro similar, pero para la segunda mitad el conjunto nacional tomó la delantera y dominó el partido.

La actitud de Diego Simonet

Sin lugar a dudas, el Chino es uno de los mejores jugadores del equipo, no sólo por su rendimiento deportivo -fue una de las figuras- sino por sus actitudes solidarias. El encuentro iba 5-5 y los atacantes chilenos remataron al arco argentino, pero por la potencia de la pelota y el ángulo elegido para el disparo, la pareja arbitral alemana no percibió que había entrado y convertido por lo que el encuentro continúo. Pero atento Simonet, percibió que había sido gol y llamó la atención del árbitro, quién tras revisar el video, dio por válido el gol.