Haití revela pérdidas de 4 mdd por corrupción

·3  min de lectura
Una mujer y una niña pasan junto a barricadas en llamas colocadas por manifestantes que exigían la dimisión del primer ministro Ariel Henry, el jueves 28 de julio de 2022, en Puerto Príncipe, Haití. (AP Foto/Odelyn Joseph) (ASSOCIATED PRESS)

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) — Un campo de fútbol por el que se pagó pero que nunca se construyó. Una escuela que desvió recursos. Un alcalde que dirigía el ayuntamiento desde la casa de su madre y evadía el pago de impuestos sobre la propiedad.

Funcionarios dicen que estos y otros presuntos actos de corrupción le han costado al gobierno de Haití unos 500 millones de gourdes (4 millones de dólares), en un momento en que la infraestructura estatal se derrumba y se vive inestabilidad política y aumento de la pobreza.

Las denuncias fueron publicadas el jueves por la unidad anticorrupción del gobierno de Haití, cuyo director general, Hans Joseph, se comprometió a perseguir a quienes “torpedean la hacienda pública y asfixian los esfuerzos de desarrollo económico y social del país”.

Pidió a los funcionarios judiciales de Haití que actúen en función de las averiguaciones de su agencia.

Jacques Lafontant, comisario del gobierno para la capital Puerto Príncipe, dijo el viernes a The Associated Press que ordenaría que todas las personas nombradas en el informe comparecieran ante un juez.

“El proceso se iniciará sin demora”, afirmó.

El informe de 30 páginas que se ha hecho público resume las largas investigaciones iniciadas por la agencia que dirige Joseph, y ofrece un panorama de la corrupción en Haití, donde más del 60% de sus más de 11 millones de habitantes pasan apuros para sobrevivir con unos 2 dólares al día.

La agencia llevó a cabo 10 investigaciones que no estaban relacionadas entre sí, y encontró presuntos casos de corrupción en dos escuelas, tres alcaldías y tres agencias gubernamentales.

Acusó a la directora general de la Lotería Nacional de Haití de desviar más de 41 millones de gourdes haitianas (300.000 dólares) con ayuda de su hermano —un profesional del derecho_, así como de no cobrar los derechos de operación a las empresas, lo que supuso una pérdida de 269 millones de gourdes (2 millones de dólares) para el erario público.

También acusó al exalcalde de la ciudad de Petit-Goave, en el sur del país, de desviar casi 12,8 millones de gourdes (más de 98.000 dólares) destinadas a varios proyectos.

El exfuncionario también habría montado el ayuntamiento en la casa de su madre, "colocándose en una situación en la que era necesario elegir entre proteger los intereses de la alcaldía o los de su madre”, decía el informe. Lo acusó de no pagar los impuestos de la propiedad y dijo que faltaba dinero de la nómina de los empleados.

Un exalcalde de la ciudad costera de Anse-Rouge fue acusado de crear más de dos docenas de empleados ficticios cuyos cheques iban a parar al contador público municipal. Además, el informe decía que no había pruebas de cinco supuestos proyectos de saneamiento en los que se gastaron 835.000 gourdes (6.400 dólares) ni de que las 595.000 gourdes (4.500 dólares) ofrecidas por el grupo de ayuda internacional Oxfam para comprar combustible se utilizaran con ese fin.

También, un exalcalde de Saint-Raphael fue acusado de pagar a una empresa más de 2 millones de gourdes (15.000 dólares) por un campo de fútbol y un centro de lectura que nunca se construyeron. La agencia anticorrupción dijo que intentó localizar a los directivos de la empresa, pero que la dirección física facilitada no existía.

La agencia acusó al exdirector de una escuela en Maissade de desviar más de 2 millones de gourdes (15.000 dólares), alegando que sólo tenía 735 alumnos en lugar de los 1.004 registrados.

Joseph dijo que, a pesar de las “grandes diferencias estructurales” de Haití, esperaba que el gobierno pudiera recuperar sus bienes y castigar plenamente a los “enemigos de la república”.