Guzmán y Georgieva, otra vez juntos en un seminario organizado por el Vaticano

·3  min de lectura
Seminario en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, coincidieron Kristalina Georgieva y Martín Guzmán
Gentileza Prensa

ROMA.- Reinó gran hermetismo en el seminario “Dreaming a better restart” (Soñando un mejor reinicio), que volvió a juntar hoy al ministro de Economía, Martín Guzmán, con la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economista búlgara Kristalina Georgieva (que por la mañana tuvo su primer cara a cara con Alberto Fernández), en la Pontificia Academia de Ciencias (PAC). La prensa no pudo acceder al evento y, a diferencia de otras oportunidades, tampoco hubo streaming, ni acceso a las ponencias, salvo algunas.

El seminario –que tuvo lugar en el salón Chatham House Rule de la magnífica Casina Pío IV, edificio renacentista enclavado en los Jardines Vaticanos-, reunió a diversos pesos pesados y referentes del mundo de la política y de las finanzas internacionales. El exsecretario de Estado norteamericano John Kerry, enviado especial para el clima del presidente Joe Biden (que luego se reunió con Alberto Fernández), la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen –que participó en forma remota- y el director gerente de operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg. Entre otros, también estuvieron los ministros de Economía de México, Arturo Herrera; de Alemania, Wolfgang Schmidt; y de Italia, Daniele Franco –con quienes Guzmán estuvo hace un mes. Además, su mentor, el premio Nobel de Economía, Jospeh Stiglizt, que es miembro de la PAC, el economista Jeffrey Sachs y la funcionaria del FMI a cargo de la negociación con el gobierno argentino, Julie Kozack, con quien estuvo reunido casi todos los días de su gira romana.

Seminario en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, coincidieron Kristalina Georgieva y Martín Guzmán
Gentileza Prensa


Seminario en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, coincidieron Kristalina Georgieva y Martín Guzmán (Gentileza Prensa/)

El evento fue parecido al que tuvo lugar el 5 de febrero del año pasado, que sirvió para que se rompiera el hielo entre Guzmán y Georgieva. Aunque más exclusivo –muchos menos asistentes- y sin la participación del papa Francisco. Los temas giraron en torno a pandemia, que agravó las preexistentes crisis económicas y financiera de muchos países endeudados hasta el cuello, el cambio climático y el escándalo del hambre.

Guzmán, que disertó en el panel titulado “Solidaridad financiera y fiscal: El alivio de la deuda para los países en vías de desarrollo y la arquitectura internacional y fiscal”, habló de la necesidad de un “multilateralismo lo suficientemente flexible para ofrecer soluciones”. Y volvió a solicitar mecanismos para reasignar los nuevos Derechos Especiales de Giro (DEG) y la revisión de los sobrecargos. “Es necesario hacer más en términos de arquitectura financiera internacional para crear marcos que ayuden a resolver las crisis de deuda”, dijo. “Los sobrecargos que el FMI pone en sus préstamos crean más desigualdad, son procíclicos y regresivos y en un futuro próximo serán cada vez más perjudiciales para los países que pedirán un acceso excepcional”, denunció, al manifestar, por otro lado, la necesidad de encontrar un mecanismo “para redistribuir los DEG que no son utilizados por países que no los necesitan, para países que realmente lo necesitan”.

Seminario en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, coincidieron Kristalina Georgieva y Martín Guzmán
Gentileza Prensa


Seminario en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, coincidieron Kristalina Georgieva y Martín Guzmán (Gentileza Prensa/)

“Fue buenísimo el encuentro, histórico. Se tocaron temas cruciales”, contó a La Nación el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, que es también académico, que a su turno habló sobre la necesidad de “un enfoque poliédrico del desendeudamiento” y verde. Destacó, en este marco, los swaps de deuda por clima y desarrollo sostenible, que consideró una herramienta que “debe ser escalada, multilateralizada, transparentada y actualizada”. “Se requiere una versión remozada edificada, que sea parte de un nuevo marco global de reestructuración de deudas, que asocie el alivio financiero no sólo a la mejor protección de la naturaleza y la biodiversidad sino principalmente al crecimiento de la inversión, la infraestructura y los empleos verdes”, dijo.

“Fue un gran encuentro y se progresó mucho para el bien”, destacó a La Nación el organizador del seminario, el arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, “canciller” de la PAC, que adelantó que mañana se publicará una declaración con “importantes definiciones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.