Guatemala monta un hospital de campaña al oeste del país para atender el COVID-19

Agencia EFE

Guatemala, 27 mar (EFE).- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, revisó este viernes el hospital de campaña que su administración decidió montar en el departamento occidental de Quetzaltenango para atender la emergencia por la pandemia del coronavirus, que ya suma 28 contagios y un fallecido en el país.

El mandatario visitó la sede destinada para montar el hospital de campaña, que contará con 12 camas de unidad de cuidados intensivos y 112 camillas, constituyéndose como el segundo hospital de campaña que habrá en el país de cinco que ofreció el gobernante.

Giammattei aseguró que el hospital de campaña de Quetzaltenango, a unos 200 kilómetros de distancia de Ciudad de Guatemala, estará listo el próximo lunes para atender a toda la población del occidente del país, la cual colinda con el Estado mexicano de Chiapas.

El hospital temporal fue erigido en el Centro Intercultural de Quetzaltenango, un sitio creado como una estación de ferrocarril en la década de 1930 y que durante las dictaduras militares de los años 70 y 80 fue utilizado como zona militar y centro de detención clandestino de opositores políticos.

El primer nosocomio de campaña, habilitado en un centro de convenciones de la capital del país conocido como Parque de la Industria, fue inaugurado el pasado jueves por el mandatario, quien aseguró que será la sala de intensivo "más grande de Centroamérica", con 48 estaciones de cuidados intensivos y 140 camas para personas infectadas con síntomas leves.

Además de los cinco hospitales de campaña previstos, el Gobierno habilitó por el coronavirus desde inicios de marzo un hospital de especialidades recién inaugurado en 2019, ubicado en el municipio metropolitano de Villa Nueva y con capacidad de 17 camas de intensivo.

Al concluir la revisión de los trabajos en Quetzaltenango, Giammattei aseguró que en las últimas 24 horas hay tres casos positivos por coronavirus más en el país centroamericano, por lo que la cifra total suma 28 personas infectadas.

Entre los 28 casos hay cinco personas que ya han sido validados como "recuperados" pero en observación por el Gobierno, un fallecido (de 85 años de edad) y una persona que se encuentra "en estado grave, con fallo renal y dos días con respirador, por lo que su pronóstico es serio, muy reservado", concluyó el presidente.

El mandatario dijo el jueves que en Guatemala "ha sido un éxito" la contención del virus originado en Wuhan, China, en diciembre pasado, "gracias a Dios".

Desde el 16 de marzo, Giammattei ordenó la suspensión de clases y del servicio de transporte público, además del cese de labores en los ámbitos público y privado, al igual que el cierre total de fronteras a excepción de la mexicana.

Un día después, sin embargo, el mandatario guatemalteco reculó y dijo que las empresas que quisieran trabajar podían hacerlo siempre y cuando lo notificaran oficialmente a las autoridades y consiguieran transporte privado para sus empleados.

El pasado domingo, Giammattei decretó un toque de queda que dura de cuatro de la tarde a cuatro de la madrugada y que ha propiciado la captura de casi 3.000 personas por violar la normativa, según datos del Ministerio de Gobernación (Interior).

Pero, durante el día la libre circulación es permitida y miles de guatemaltecos que viven de sus ingresos diarios salen a trabajar, mientras que los mercados permanecen abiertos hasta las dos de la tarde.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.