Anuncios

Guardacostas chinos ordenan a pesquero japonés salir de zona cerca de islas controladas por Japón

Guardacostas chinos ordenaron a un barco pesquero japonés y a varias embarcaciones de patrullaje abandonar las aguas que rodean las diminutas islas controladas por Japón en el Mar de China Oriental, informó la propia la Guardia Costera de China. Se trató del incidente más reciente que apunta a tensiones persistentes entre ambos países.

China afirma que las islas le pertenecen y se niega a reconocer el reclamo de Japón sobre la cadena deshabitada conocida como Senkakus en japonés y Diaoyu en chino. Taiwán también reclama las islas, a las que llama Diaoyutai, pero ha firmado acuerdos de acceso para sus pescadores con Japón y no participa activamente en la disputa.

El portavoz de la Guardia Costera china, Gan Yu, dijo en un comunicado que los barcos “entraron ilegalmente” en las aguas, lo que provocó su respuesta.

“Instamos a Japón a detener inmediatamente todas las actividades ilegales en las aguas y a garantizar que incidentes similares no vuelvan a ocurrir”, dice el comunicado, el cual no especifica si los barcos cumplieron la orden.

La insistencia de China en la soberanía sobre las islas es parte de sus amplios reclamos territoriales en el Pacífico, incluyendo recursos submarinos en el Mar de China Oriental, la república insular autónoma de Taiwán con una población de 23 millones y prácticamente todo el Mar de China Meridional, a través del cual pasa cada año un estimado de 5 billones de dólares en comercio internacional. Al igual que con los Senkaku, China basa en gran medida sus afirmaciones en vagos precedentes históricos. Taiwán, una antigua colonia japonesa, se separó de China continental en 1949 en medio de la Guerra Civil China.

Las islas se encuentran entre Taiwán y Okinawa, a 330 kilómetros (205 millas) de la costa china. Después de la Segunda Guerra Mundial, fueron administradas por Estados Unidos y regresaron a la soberanía japonesa en 1972.