Grupos comunitarios de Guerrero exponen a niños y jóvenes a la violencia al darles armas: Redim

Redacción Animal Político

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) expresó su preocupación por el anuncio de la incorporación de niños y adolescentes al grupo civil armado Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF), en Guerrero.

En un comunicado, la Redim lamentó la reciente masacre de 10 personas indígenas en Chilapa, Guerrero, y llamó a los gobiernos federal, estatal y municipales a investigar estos hechos y a trabajar para que no se reclute a niños y adolescentes en grupos armados “como un acto desesperado para llamar la atención del Estado mexicano” en territorios violentos.

“El reclutamiento de adolescentes y jóvenes campesinos ha crecido de forma alarmante en el estado de Guerrero; los grupos criminales tienen campos de entrenamiento y esclavitud de personas jóvenes”, destacó la organización.

Te puede interesar: Comunitarios en Guerrero entrenan a niños con armas para defender a su pueblo

De acuerdo con la Redim, diferentes comunidades indígenas de Guerrero llevan décadas con policías comunitarias, “instaladas ante el abandono del Estado mexicano y su omisión de garantizar seguridad y desarrollo social”.

La Red consideró que la presentación de niños y adolescentes como parte de la policía comunitaria “se trata solo de un performance” de la CRAC-PF para tratar de llamar la atención del gobierno para garantizar la seguridad en algunas comunidades de Guerrero, y no se traduce en su participación directa en actos armados.

Sin embargo, señaló, “no es posible prevenir un delito al tiempo de exponer a la niñez a hechos de violencia”.

“El reclutamiento anunciado (por la CRAC-PF) puede configurar delitos como trata, corrupción de menores y explotación con consecuencias legales. Les llamamos a reconsiderar esta postura y asumir como una gran responsabilidad proteger a niñas, niños y adolescentes de cualquier forma de violencia y reconocer sus derechos”, expresó la Redim.

Lee más: Niño nahua cambia el sueño de ser médico para defender a su pueblo

La Red también llamó a la sociedad a “no sumarse a la criminalización de las familias indígenas y su policía comunitaria, sino exigir al Estado garantizar la vida y desarrollo social de estas comunidades”.

Finalmente, pidió al gobierno adoptar como proyecto prioritario la construcción de una estrategia nacional que frene la violencia armada contra niños y adolescentes, y atender los llamados ciudadanos y de organizaciones sobre este tema.

El llamado de Redim ocurre luego de que el grupo CRAC-PF anunciara la incorporación de niños y adolescentes a sus filas, como parte de la estrategia de defensa de sus comunidades contra grupos criminales que operan en el estado de Guerrero.

Este 22 de enero, la CRAC-PF presentó a cinco nuevos integrantes de la organización armada, cuyas edades van de los 12 a 15 años, y anunció que otros 14 se encuentran en entrenamiento para formar parte del grupo de defensa territorial.

El pasado fin de semana fueron encontrados los cuerpos calcinados de 10 personas en un camino del municipio de Chilapa, en Guerrero, una zona en la que, de acuerdo con la CRAC-PF, opera el grupo criminal “Los Ardillos”, contra el que exigen que las autoridades del estado actúen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal