Grupo cultural alemán critica a activistas climáticos

·1  min de lectura
ALEMANIA-CLIMA (AP)
ALEMANIA-CLIMA (AP)

Un grupo que representa a organizaciones culturales en Alemania criticó el jueves a los activistas climáticos que se pegan a cuadros célebres en los museos para protestar lo que consideran la falta de acción del gobierno contra el cambio climático.

El Consejo Cultural Alemán, que abarca a varias organizaciones del sector, acusó a los activistas de poner en peligro a las obras de arte y les advirtió que no deben enfrentar el arte con la causa de limitar el calentamiento global.

“Aunque comprendo la desesperación de los activistas climáticos, les digo claramente que el acto de pegarse a los marcos de obras de arte famosas es un evidente error. El riesgo de dañar las obras de arte es muy alto”, dijo Olaf Zimmermann, director gerente del Consejo Cultural.

"Las obras en peligro son parte del patrimonio cultural mundial y merecen tanta protección como nuestro clima”, añadió.

Los miembros del grupo alzamiento de la Última Generación se han pegado al cuadro “Paisaje durante una tormenta eléctrica con Píramo y Tisbe” de Nicolas Poussin, de 1651, en el Museo Staedel de Fráncfort.

Días atrás, dos activistas pegaron sus manos al marco dorado de la “Madonna Sixtina” de Rafael en la Gemaeldegalerie de Dresde. En ambos casos, la policía acudió para despegar cuidadosamente las manos de los activistas de los marcos.

Este año, los activistas bloquearon decenas de caminos en todo el país pegándose al asfalto.

Última Generación dice que con estas protestas inusuales buscan que les resulte imposible a la gente y los gobiernos desconocer que al mundo le queda poco tiempo para impedir que el calentamiento global llegue a niveles catastróficos.