Gremio prepara campaña pro autos estadounidenses

Por TOM KRISHER

DETROIT, Michigan, EE.UU. (AP) — El sindicato United Auto Workers prepara una campaña de anuncios para exhortar a los consumidores estadounidenses a comprar vehículos producidos en Estados Unidos, en un esfuerzo por aprovechar la promesa del presidente Donald Trump de reconstruir el sector manufacturero del país.

El líder gremial Dennis Williams dijo que los anuncios pudieran ser similares a la campaña lanzada en la década de 1970 por los trabajadores textiles, que usaban una propaganda musical pegajosa en la que se le pedía a la gente que buscase la etiqueta del gremio en la ropa.

Williams les dijo a los reporteros el jueves que el sindicato quiere aprovechar lo que considera un movimiento para traer de vuelta al país empleos de manufactura emigrados a naciones con mano de obra más barata, como México.

"Si no está hecho en Estados Unidos, entonces no lo compre", dijo Williams en la sede del sindicato en Detroit.

Exhortó a los consumidores a que primero compren vehículos producidos por trabajadores sindicalizados, y después los producidos en plantas estadounidenses no sindicalizadas. En esencia, le está pidiendo a la gente que compre un Toyota Camry producido en Estados Unidos antes que un Ford Fusion fabricado en México, algo que podría ponerlo en conflicto con los fabricantes de autos de Detroit.

Trump prometió en su campaña presidencial darle prioridad a Estados Unidos, lo que incluye renegociar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica con Canadá y México, al que atribuye la pérdida de empleos manufactureros en el país.

La simplicidad de la campaña de comprar productos estadounidenses primero podría ser efectiva durante un corto período con parte de la población del país, pero el mensaje pudiera ser una fuente de confusión, ya que muchas automotrices extranjeras fabrican algunos modelos en Estados Unidos y los productores de Detroit arman algunos en otros países, dijo Allen Adamson, fundador de la firma consultora BrandSimple, asentada en el área metropolitana de Nueva York.

"Si alguna vez hubo un momento para ponerlo a prueba, es éste", dijo. "No creo que vaya a convertirse en acción porque es demasiado complejo y confuso para el consumidor promedio".

Williams, cuyo gremio respaldó a la candidata demócrata Hillary Clinton, no dijo cuándo comenzarán los anuncios.

Les dijo además a reporteros que el UAW —siglas en inglés del sindicato— está dispuesto a trabajar con Trump para rehacer el acuerdo comercial. Aún está estudiando el impuesto fronterizo que Trump ha mencionado para los productos importados de México.