Golpe a la mafia: arrestaron en Italia a Matteo Messina Denaro, su capo máximo y el hombre más buscado

El jefe de la mafia más buscado de Italia, Matteo Messina Denaro, fue arrestado en su Sicilia natal después de 30 años prófugo
El jefe de la mafia más buscado de Italia, Matteo Messina Denaro, fue arrestado en su Sicilia natal después de 30 años prófugo - Créditos: @-

ROMA.- En el mayor golpe a la mafia de las últimas décadas y en lo que fue considerada una “victoria para el Estado”, fue arrestado hoy en Palermo, Sicilia, Matteo Messina Denaro, el hombre más buscado de Italia, prófugo desde hace 30 años.

Considerado desde hace años el gran líder oculto de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, de 60 años, Messina Denaro fue arrestado por un comando de carabineros en una clínica privada a la que iba periódicamente para tratarse un tumor, según anunció el general Pasquale Angelosanto, comandante del grupo especial a cargo del operativo. Estaba ingresando junto a otros pacientes, cuando fue soprendido por la policía, ante la cual no opuso resistencia.

“Soy Matteo Massina Denaro”, admitió enseguida el capo, que ni siquiera necesitó ser esposado y que fue trasladado primero a un cuartel y luego a una cárcel de máxima seguridad que no dieron a conocer, donde será sometido a un régimen carcelario especialmente duro, para mafiosos, denominado 41 bis. Otra persona que lo acompañaba, sin antecedentes, quedó arrestada.

“Es una gran victoria del Estado que demuestra que no hay que rendirse frente a la mafia”, celebró, en un tuit, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, que destacó que el arresto del súper fugitivo justo ocurrió al día siguiente del aniversario de la captura de uno de sus antecesores, Salvatore “Totó” Riina, otro histórico capo de todos los capos de la Cosa Nostra siciliana, el 15 de enero de 1993.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Fue justamente después de la caída de Riina (que estuvo prófugo 23 años) y, luego, en 2006, de su sucesor al frente de la criminalidad organizada siciliana, Bernardo Provenzano (prófugo 38 años), que Messina Denaro, oriundo de una familia mafiosa de la localidad de Castelvetrano, se convirtió el heredero de ambos y el hombre más influyente y buscado de Italia.

Meloni agradeció vivamente a las fuerzas de policía, al grupo especial de carabineros, a la procuración nacional antimafia y a la fiscalía de Palermo “por la captura del miembro más significativo de la criminalidad mafiosa”. “La prevención y el combate a la criminalidad mafiosa, como confirma el hecho de que la primera medida del gobierno tuvo que ver con el régimen penitenciario duro para los mafiosos, seguirán siendo una prioridad absoluta de este gobierno”, prometió la primera ministra, que decidió viajar a Palermo para mostrarse presente en un momento histórico en la lucha contra la mafia.

Messina Denaro se sometía periódicamente a un tratamiento en la clínica privada “La Maddalena” de Palermo, que fue puesta en la mira de los investigadores que seguían desde hace años pistas para dar con Messina Denaro, cuya enfermedad oncológica terminó por hacerlo caer, según indicaron fiscales y carabineros en una conferencia de prensa. Messina Denaro, bajo una identidad falsa, la de “Andrea Bonafede”, se trataba un cáncer en esta clínica considerada de excelencia para las enfermedades oncológicas de Palermo.

La policía, que detalló que gracias a interceptaciones y después de años de investigación, logró capturarlo, hizo saber que sólo tuvo la certeza esta mañana, cuando ingresó allí con su documento falso, que se trataba de Messina Denaro, por su rostro. Junto a él fue arrestada otra persona que forma parte de una “red” que, evidentemente, ayudaba al figutivo a esconderse.

Paolo Guido, miembro del pool de magistrados que habló en una conferencia de prensa en la que se dieron detalles del clamoroso arresto, precisó que cuando detuvieron a Messina Denaro no se encontraron con “un hombre destruido, sino con una persona de aparente buena salud, bien cuidado, bien vestido, de 60 años y con bienes de lujo”, entre los cuales, un reloj que vale 35.000 euros. En la conferencia de prensa subrayaron que seguían investigando esa red de protección formada por una “burguesía mafiosa” que lo ayudó a evitar la cárcel hasta ahora, centrada sobre todo en la provincia de Trapani, desde siempre feudo de su familia y desde donde manejaba grandes negocios.

Cuando se lo llevaron de la clínica, ya arrestado, poco después de las 9 de la mañana, en medio de las sirenas de la policía, los vecinos aplaudieron a las fuerzas del orden y agentes especiales de los carabineros, a quienes les agradecieron la clamorosa detención. “¡Gracias, gracias ‘ragazzi’, bravi, bravissimi!”, decía la gente, emocionada, según puede verse en imágenes que tuiteó Meloni, que escribió: “Una linda jornada para toda Italia. La nación está orgullosa de ustedes”.

Hijo del viejo capomafia Ciccio Messina Denaro, histórico aliado de los “corleoneses” (por la localidad de Corleone, cuna de otros capos máximos), de Riina, el criminal, que también vivió en el exterior, pero que volvía siempre secretamente a su tierra, fue condenado en ausencia a diversas cadenas perpetuas por los magnicidios de los famosos jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, en 1992 y muchísimos otros delitos.

El ministro del Interior, Matteo Piantedosi, expresó “enorme satisfacción por un resultado histórico en la lucha a la mafia”.

Considerado un “boss” despiadado, amante del dinero, el lujo y las lindas mujeres, en 1989, a los 27 años, tras verse involucrado en una sangrienta guerra entre clanes, fue denunciado por asociación mafiosa. Apodado “U Siccu”, en 1991, fue el responsable del homicidio del dueño de un hotel, que asesinó porque había tratado mal a una empleada austríaca que era su amante.

También es considerado responsable de uno de los homicidios más espantosos y crueles de la Cosa Nostra: el asesinato de Giuseppe Di Matteo, un niño de apenas 13 años, hijo de un arrepentido (Santino Di Matteo), que después de padecer dos años de cautiverio, fue estrangulado y disuelto en ácido para no dejar huellas.

Fiel al ala más violenta de Cosa Nostra, la de los ya mencionados “corleoneses”, Messina Denaro habría estado en la “cumbre” que tuvo lugar en octubre de 1991, en la que se decidió el plan para matar a los jueces Falcone y Borsellino. Según “pentiti”, es decir, arrepentidos que comenzaron a colaborar con la justicia, fue parte del comando que habría tenido que ejecutar a Falcone en Roma. Aunque después hubo un cambio de planes, decidido por Riina y Falcone fue asesinado en Palermo junto a sus escoltas el 23 de mayo de 1992, en Capaci, con una potentísima bomba que estalló cuando su auto pasaba por la autopista de esa localidad, cercana al aeropuerto.

Comenzó a ser prófugo en 1993. En una carta que le escribió a una novia de esa época llamada Ángela, demostró que era totalmente consciente de sus crímenes de los más sangrientos y del comienzo de una vida de fugitivo. “Vas a oír hablar de mí, me pintarán como un diablo, pero son todas falsedades”.

El famoso periodista y escritor, Roberto Saviano, autor del “best seller” Gomorra, sobre la camorra, la mafia napolitana, experto en criminalidad organizada, en un tuit celebró el arresto del “último rey de la generación asesina” de Cosa Nostra, que, destacó, ya no logró esconderse: “obviamente estaba en su tierra: como todos los capos, estaba exactamente en el lugar donde todos sabían que estaba”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.