El Gobierno prevé volcar a la calle casi $150.000 millones

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández durante una recorrida por Dock Sud
Presidencia

El gobierno nacional lanzará en los próximos días la reconversión de planes sociales en trabajo formal. El primer sector en el que impactará el cambio es el de la gastronomía, uno de los más golpeados por la pandemia. Después seguirá la construcción, según confirmaron a la nación fuentes cercanas al proyecto. La medida es parte de la búsqueda del Poder Ejecutivo de generar un cambio de clima social a fuerza de anuncios económicos y que incluye medidas que volcarán a la calle cerca de $150.000 millones.

Se trata del segundo capítulo de una carrera contra el tiempo en la que se embarcó el presidente Alberto Fernández tras el terremoto electoral y político de las últimas semanas.

La generación de empleo genuino es uno de los principales reclamos de los movimientos sociales y llevaba tiempo en la agenda de la Casa Rosada. En esto trabajaron en las últimas dos semanas los ministros Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Claudio Moroni (Trabajo) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas), entre otros.

El anuncio se sumará a los que concretó el gobierno nacional que tiene varias otras medidas de impacto económico previstas para ir anunciando en los próximos días, de cara a las elecciones generales de noviembre.

El dinero para afrontar las medidas, aproximadamente unos $150.000 millones, saldrá de las partidas presupuestarias subejecutadas por varios de los ministerios nacionales, según anticiparon desde el Palacio de Hacienda. Así, se mantiene el plan del ministro Martín Guzmán de no aumentar el déficit fiscal, un tema que generó un nuevo cortocircuito con la vicepresidenta Cristina Kirchner en los últimos días.

Utilizar los fondos que no ejecutaron algunos ministros, como Juan Cabandié o Elizabeth Gómez Alcorta, es parte de la conversación que tuvo Guzmán con el nuevo hombre fuerte de la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Juan Manzur. El tucumano ya les avisó a los ministros que no tolerará demoras en la ejecución de las obras en marcha. En dos semanas pedirá resultados.

El ministro Martín Guzmán
MECON


El ministro Martín Guzmán (MECON/)

El Ministerio de Agricultura, que cambió de jefe en la última semana con la llegada de Julián Domínguez, es el que hasta ahora menos presupuesto ejecutó, con un 49%; lo siguen el de Mujeres, Género y Diversidad, Interior, Desarrollo Productivo, y Turismo y Deporte que hasta este mes usaron la mitad. En total se trata de algo más de 144.000 millones de pesos. De ahí se financiarán gran parte de las nuevas medidas que se anunciaron esta semana, como Salario Mínimo Vital y Móvil, cambios en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, y Previaje para jubilados.

A la reconversión de los planes sociales se sumará un nuevo bono para jubilados y otro para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). También está en estudio un nuevo IFE acotado a unos 2.000.000 de personas –el IFE llegó a 9 millones–, que se llamaría asistencia focal. Y está abierta la posibilidad de jubilaciones anticipadas. Todo se da en el marco de la urgencia política que tiene el oficialismo tras la derrota en las elecciones primarias legislativas y de cara a la campaña, a las generales del 14 de noviembre.

En lo que respecta a la reconversión de planes sociales en trabajo genuino se trabaja con celeridad entre las carteras de Desarrollo, Economía, Trabajo, Cámaras empresariales, movimientos sociales y sindicatos. ”Estamos buscando algo nuevo, estate atenta”, dijo el presidente ayer a una vecina, en su visita a Dock Sud, respecto de algún beneficio similar al IFE, que en esta oportunidad llevaría otro nombre.

Durante la etapa más restrictiva de la cuarentena, la medida fue de un ingreso de 10 mil pesos a quienes acreditarán determinadas condiciones. Por el momento se desconoce de cuánto sería el monto en el nuevo anuncio y a quiénes llegará. ”El IFE fue una política en el peor contexto de la pandemia, nos ayudó a contener a los sectores más vulnerables. Vamos a ir viendo cómo se siguen implementando ayudas”, adelantó esta semana Guzmán en declaraciones radiales.

El titular de Hacienda también se refirió entonces a la situación de los jubilados al sostener: “Tenemos el instrumento que es el de los bonos. Si tenemos que proteger las jubilaciones del segmento más vulnerable, tenemos un instrumento a disposición que es el bono”.

Esta semana se conoció la suba del salario mínimo vital y móvil que dispuso un aumento del 16 por ciento sobre lo acordado en marzo en tres tramos no acumulativos: 9 por ciento en septiembre, 4 por ciento en octubre y 3 por ciento en febrero de 2022.También el aumento del mínimo no imponible de Ganancias, a $ 175.000 mensuales y el Previaje, que reintegra el 70% de los viajes a jubilados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.