El Gobierno porteño sancionará a dos docentes por agredir a un funcionario en la puerta de una escuela

·2  min de lectura
Enfrentamiento entre docentes y autoridades del ministerio de Educación porteño, el último año
Captura de video

Luego de que la visita de autoridades del ministerio de Educación porteño a la escuela José Martí de Villa Soldati derivara en un violento episodio el último año, el Gobierno de la Ciudad resolvió sancionar a los docentes que agredieron a un funcionario en la puerta del establecimiento educativo. Así lo anunció el ministerio de Educación que conduce Soledad Acuña.

“El Ministerio de Educación porteño sancionará a dos docentes de la Escuela Primaria N.º 19 “José Martí” del Distrito Escolar N° 19 por los hechos ocurridos en la puerta del establecimiento el 17 de septiembre de 2021″, se anunció a través de un comunicado de la cartera educativa. El funcionario había sido increpado por las medidas adoptadas por la Ciudad en el marco de la pandemia del coronavirus.

Y se repasó: “Los docentes involucrados impidieron la entrada del director general de Gestión Estatal con gritos, agresiones e insultos, mientras se encontraban presentes en el lugar alumnos menores de edad y sus familiares”.

La decisión del Gobierno porteño llega tras haberse terminado el proceso sumarial legal. “Los docentes serán sancionados con una suspensión de 30 días sin goce de sueldo”, indicaron autoridades.

“La participación de los involucrados surge no solo de un video explícito, sino también de las pruebas existentes en el sumario administrativo y de testigos que describen su activa participación y rol preponderante en los lamentables incidentes”, justificaron desde la Ciudad.

Uno de los imputados es delegado gremial y el otro involucrado fue designado delegado gremial en una fecha posterior a la de los hechos de este sumario. “Sin embargo, el ejercicio de los derechos gremiales no puede ser interpretado de tal forma que sean una carta en blanco para hostigar y denostar a las autoridades como a otros pares”, señalaron.

Por su parte, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, advirtió: “Todo tiene un límite y cada acto tiene su consecuencia. Yo no voy a permitir que personas que se identifican como docentes griten de la manera en la que lo hicieron frente a sus estudiantes”.

Acuña resolvió abrir el sumario el último año, luego de que el violento hecho cobrara relevancia en las redes y medios. “Tomé la decisión inmediata de abrirles un sumario a los que, sin justificación y frente a sus propios alumnos, increparon con lenguaje inapropiado a los trabajadores del Ministerio de Educación. Voy a repetirlo todas las veces que sea necesario: con los chicos no”, añadió la funcionaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.