El Gobierno evalúa cambiar el protocolo para facilitar que más votantes participen en las elecciones

·4  min de lectura
En las PASO se registraron largas filas frente a los centros de votación
La Nación

El gobierno nacional contempla avanzar en una vuelta a la normalidad electoral. En ese escenario, la idea es que las largas filas que se registraron el último 12 de septiembre no se repitan. “La idea es que sea una elección dinámica, ágil, accesible. Una elección que refleje la pospandemia”, explicaron a LA NACION fuentes oficiales.

Cuando resta un mes para las elecciones legislativas generales se empieza a trabajar en la idea de flexibilizaciones en el protocolo sanitario para la jornada de votación.

La decisión, explicaron fuentes oficiales, toma fuerza en base a dos variables. Mientras que por un lado el contexto epidemiológico es más favorable que en septiembre, cuando se realizaron las primarias, por otro un informe del Ministerio de Salud de la Nación da cuenta de que la realización de las primarias no tuvo ningún tipo de impacto a nivel sanitario. La respuesta, que se emitió en estos últimos días, contempló el análisis de los 14 días posteriores a las PASO y dio cuenta del impacto nulo de los comicios.

Aníbal Fernández volvió a justificar su mensaje a Nik: “No me arrepiento”

El informe sanitario fue pedido por la Cámara Nacional Electoral (CNE), a través del Ministerio del Interior. Se trata de las diferentes autoridades competentes en la materia y que consensuaron el protocolo bajo el que se realizaron las PASO.

Ante ese escenario, una de las premisas fundamentales es ordenar el tema filas. Al día de hoy la expectativa está en que, de mantenerse estas condiciones sanitarias, las filas para votar podrían hacerse en los interiores de las escuelas, a diferencia de lo que sucedió en las PASO cuando se registraron en los exteriores.

El punto no es menor si se tiene en cuenta que ese hecho, que se repitió en una enorme cantidad de lugares de votación, es considerado uno de los factores que hizo que mucha gente desistiera de votar. De hecho, las PASO registraron el más alto nivel de abstención hasta ahora.

Sobre la hora. Muchos seguían en la fila minutos antes del cierre de la votación
IGNACIO SANCHEZ


Sobre la hora. Muchos seguían en la fila minutos antes del cierre de la votación (IGNACIO SANCHEZ/)

En el oficialismo, donde una parte se ilusiona con sumar votos de aquellos que no lo hicieron en las PASO, relativizaron el impacto electoral de la eventual decisión. “La única posibilidad de que la gente nos vote es mostrando que se está gestionando mejor”, afirman desde hace días ante la alusión al tema. La convicción de que un sector mayoritario de quienes no fueron a votar serían electores afines al Frente de Todos, fue, sin embargo, repetida como un mantra en el oficialismo tras la derrota de septiembre.

Entre los puntos que sí se repetirán está el de los lugares de votación, que se mantendrán como en septiembre, pero con la salvedad de las filas en los interiores en todos los centros donde sea posible.

“Cómo hacer para disminuir demoras, que fue uno de los puntos “flojos” de ese día”, es la inquietud que se repiten los distintos organizadores de los comicios. La idea de ese día es que todas las cosas sean más sencillas que en las PASO. En los últimos días hubo conversaciones entre las distintas fuerzas políticas y el Poder Ejecutivo así como con la Justicia electoral. Los contactos son habituales, pero en los próximos días podría haber novedades de reuniones formales.

Largas filas. La espera en una escuela de Pilar; la participación fue del 75%
Santiago Filipuzzi


Largas filas. La espera en una escuela de Pilar; la participación fue del 75% (Santiago Filipuzzi/)

Las casi seguras flexibilizaciones en el protocolo son explicadas dentro del contexto favorable que se da a nivel nacional en el marco de la pandemia de Covid-19 y en el que se hace referencia a lo que sucede con otros indicadores, como el de la vuelta de público a las canchas, el turismo o la apertura prácticamente total de comercios. “Todos movimientos cercanos a la normalidad”, enumeraron fuentes del tema a LA NACION.

En el marco de la idea de “agilizar” también se espera que tanto las autoridades de mesa -que serán las mismas que en las PASO- como los facilitadores sanitarios ubicados en cada establecimiento, y los responsables del Comando Electoral, aporten mayor dinamismo al contexto de votación, tras la práctica y capacitación en las primarias.

La pulseada con Milei: los candidatos de Juntos por el Cambio firman un documento para no crear ni aumentar impuestos

En ese sentido, se evalúa que aporte celeridad el hecho de que haya menos boletas que en las primarias y, además, al mantenerse en todos los casos los lugares de votación, se espera que esto también sume velocidad al proceso.

Para este sábado está previsto que se realice la prueba del proceso de escrutinio, mientras que para el 30 de este mes está previsto el simulacro electoral. La diferencia entre ambos procedimientos radica en que en la prueba, el sistema es forzado a tener errores, en tanto que en el simulacro no.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.