Anuncios

Gobierno de Colombia y disidencias de las FARC acuerdan extensión al cese del fuego

BOGOTÁ (AP) — El gobierno colombiano acordó una extensión de seis meses al cese del fuego con las disidencias de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) agrupadas en el Estado Mayor Central, como parte de las negociaciones de paz, se informó el domingo.

La medida, la cual se oficializó en el decreto ejecutivo suscrito por el presidente Gustavo Petro, establece la prórroga temporal en todo el territorio nacional del 16 de enero al 15 de julio de 2024, divulgó la oficina del Alto Comisionado para la Paz, en la red social X, antes Twitter.

El decreto establece la suspensión de las operaciones militares ofensivas y de los operativos policiales, así como de todo acto “contrario” a los protocolos y compromisos acordados en las mesas de diálogo de paz.

La medida se basa en las recomendaciones que resultaron del mecanismo de observación, monitoreo y verificación, agrega el documento, y se da a conocer un día antes de que concluya el ciclo inicial de cese de hostilidades mutuas que entró en vigor el 16 de octubre de 2023.

La decisión estuvo antecedida de una serie de reuniones entre las partes desde inicios de enero. No se difundieron las condiciones del acuerdo, pero las disidencias se comprometieron el mes pasado a no realizar secuestros con fines económicos.

Los diálogos de paz estuvieron en riesgo en noviembre de 2023, cuando el Estado Mayor Central suspendió temporalmente las negociaciones por supuestos incumplimientos por parte del gobierno debido a la presencia militar en zonas de su influencia. En tanto, el ejército colombiano denunció el secuestro de algunos elementos, especialmente en la zona del Cauca, en el suroeste del país.

Según la versión oficial, el Estado Mayor Central, al mando de alias “Iván Mordisco”, agrupa a unos 5.000 disidentes que no se acogieron al pacto entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la entonces guerrilla de las FARC, en 2016.

La organización armada tiene presencia en los departamentos del Caquetá, Guaviare, Vichada, y al sur del Meta, así como en la región del pacífico en el Cauca y Nariño.