El Gobierno aspira a recaudar U$S 5000 millones de la plata que los argentinos no declararon en EE.UU.

·4  min de lectura
Massa en su gira por EE.UU.
Massa en su gira por EE.UU.

El Gobierno busca recaudar unos 5000 millones de dólares a partir de la firma del convenio de intercambio automático de información financiera con la intención de detectar unos US$100.000 millones, según las estimaciones que hace la Casa Rosada, depositados en cuentas sin declarar de argentinos en los Estados Unidos.

Mañana será un día clave en ese sentido. El ministro de Economía, Sergio Massa, buscará sellar de palabra el acuerdo en la reunión que mantendrá con David Lipton, en el Departamento del Tesoro. Será en la previa del encuentro con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

El convenio se podría firmar “en breve”, según adelantó un hombre involucrado en la negociación. Una de las exigencias que planteará la Casa Blanca, antes de entregar la información, es una ley de blanqueo de capitales, algo que ya está vigente en nuestro país.

Sergio Massa reunido con empresarios en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos.
Sergio Massa reunido con empresarios en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos.

En este punto, el titular del Palacio de Hacienda mostrará la ley 27.613, que establece un régimen de sinceramiento fiscal de dinero para la construcción. La norma, que busca promover el desarrollo o inversión en proyectos inmobiliarios, se extendió el 22 de agosto por un año, según se publicó en el Boletín Oficial.

“Se puede aplicar ahí”, explicaron cerca de Massa. Se trataría de una afectación específica, pero por ahora el gobierno nacional no está evaluando otra medida más amplia. La solo firma del convenio, según creen fuentes oficiales, actuará como un catalizador para que los argentinos que tienen dinero sin declarar en el exterior. Todo tiene que estar cerrado antes del 31 de diciembre.

“Una vez que esté firmado el intercambio de información muchos contribuyentes van a rectificar la declaración jurada y van a pagar los impuestos para evitar consecuencias penales. La mayoría no se va a exponer”, confiaron cerca de Massa.

Sergio Massa Durante la reunión en el Departamento de Estado
Sergio Massa Durante la reunión en el Departamento de Estado - Créditos: @Presidencia

En esto trabajan desde hace semanas Massa con su grupo de colaboradores más cercano, como el titular de la Aduana, Guillermo Michel; el vicepresidente del Banco Central (BCRA), Lisando Cleri, y Gabriel Rubinstein, viceministro de Economía, entre otros.

Una de las particularidades del acuerdo es que automatizaría el proceso de intercambio de información que hasta ahora se realizan caso por caso. Como contó LA NACION, Massa llevó el planteo en sus reuniones con funcionarios del gobierno de Joe Biden en el Departamento de Estado y en la Casa Blanca, como con los funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, Mike Pyle y Juan González.

En las últimas horas, según contaron fuentes oficiales, la Cancillería argentina giró los últimos documentos que reclamó el Internal Revenue Service (IRS), el organismo recaudador norteamericano –la AFIP de Estados Unidos– y ya estaría todo listo para avanzar. Massa se mantuvo comunicado durante toda la semana con sus colaboradores que quedaron en Buenos Aires para monitorear que no haya demoras.

Sergio Massa Durante la reunión en el Departamento de Estado
Sergio Massa Durante la reunión en el Departamento de Estado - Créditos: @Presidencia

Así, tras el apretón de manos con Lipton, un viejo conocido de la Argentina que quedó como colaborador directo de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, la definición quedará en manos de la Casa Blanca. Massa y su equipo están confiados en los resultados positivos de la gira, que concluirá mañana.

Las reservas

Massa, mientras tanto, continúa su carrera contra el tiempo para fortalecer las reservas. Hiperquinético, el ministro avanzó con su agenda durante los últimos días al tiempo que seguía el detalle de lo que ocurría en Buenos Aires. Las comunicaciones con Michel y Cleri fueron permanentes. Así llevaba el registro de los dólares que fueron ingresando en las alicaídas arcas del Banco Central. En los últimos cinco días el Central sumó unos US$1025 millones. A eso se sumaron los anuncios de los préstamos que el ministro destrabó con el BID, que reportarán unos 1200 millones de dólares adicionales.

El modelo que impuso Massa a su gestión es similar al que protagonizó Roberto Lavagna con Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, según relató uno de los hombres de confianza del titular del Palacio de Hacienda. El objetivo es todos los días avanzar con una medida pequeña para cambiar las expectativas. Al dólar soja, le siguió el gesto para las empresas vinculadas a la minería. También se traerá de Estados Unidos promesas de inversión en Vaca Muerta.

Alberto Fernández y Sergio Massa llegan a Casa de gobierno para la reunión de gabinete
Alberto Fernández y Sergio Massa llegan a Casa de gobierno para la reunión de gabinete - Créditos: @Ignacio Sánchez

Ese es el plan para estabilizar la macro. Ahí es donde los potenciales 5000 millones de dólares que Massa intentará retener de los depósitos en el extranjero se convierten en una pieza clave. El problema más grande, según reconocieron fuentes oficiales, igualmente por ahora se mantiene inalterable: la inflación impacta de lleno en el salario real.

“Tenemos que meter plata en el bolsillo”, admitió un hombre con vínculo cercano a Massa.

Las estimaciones que surgen del nuevo Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la encuesta que lleva adelante todos los meses el Banco Central (BCRA), muestran hoy que la inflación cerrará el 2022 en casi 100% y los aumentos de agosto rondarán el 6,5%. Malas noticias para Massa y compañía que no logran hacer pie en esa batalla.