El gobernador Quintela al final designó en planta permanente a empleados del conflicto

·2  min de lectura
Durante dos meses hubo protestas y oficinas tomadas en la ciudad de La Rioja.
Twitter

La pelea política entre el gobernador riojano, el peronista Ricardo Quintela, y la intendenta de la ciudad capital, Inés Brizuela Y Doria (Juntos por el Cambio) que tuvo a los riojanos en vilo y sin servicios básicos durante dos meses, sumó un nuevo capítulo con la designación en planta permanente provincial de 381 empleados. El resto, que son 2151 agentes, seguirán con contratos.

Una señal de alerta que sacudió al Gobierno

El anuncio lo hizo Quintela a través de sus redes sociales: “Se trata de un compromiso asumido por quien les habla y por nuestro equipo de gobierno para que gradualmente mejoremos la situación de quienes se encuentran precarizados”.

Brizuela Y Doria designó 2.533 beneficiarios de planes sociales que cumplían tareas, pero Quintela se negó a transferirle los fondos. Las tensiones fueron creciendo y desembocaron en la suspensión de prestación de servicios, toma de edificios públicos, protestas callejeras violentas y paros de empleados municipales. La Intendenta apeló a la Corte Suprema por lo que considera “inequidades” en la distribución de la coparticipación. Antes se había presentado en el Superior Tribunal provincial, que nunca le respondió.

La Provincia rechazó la decisión del municipio por “irregular” ya que la ley provincial 9782 establece que las decisiones salariales y los nombramientos deben ser “consensuados” con la administración central. El gobierno de Quintela es el único en el país que liquida y paga con los fondos coparticipables los sueldos de los empleados municipales, salvo en el caso de la ciudad capital, incluso desde antes de la asunción de Brizuela y Doria. En ese caso, gira recursos, pero son insuficientes para el pago.

A fines de diciembre, Quintela anunció que les que se sumaron a los $5000 que ya les daba el municipio y a los $12.000 que venía girando la Provincia.

Agradezco que el Gobernador haya dado respuesta al reclamo genuino de nuestros trabajadores”, afirmó Brizuela Y Doria, después de que Quintela determinara el pase a planta. También sostuvo haberse sentido acompañada por “todo el arco político nacional de Cambiemos, que han acompañado a los riojanos en momentos de tanta angustia”.

Demasiados desacuerdos para el riesgo de tocar fondo

La diputada provincial Teresita Luna, aliada de la Intendenta, dijo: “Que la cuenten como quieran pero la decisión política fue de nuestra Intendenta. La lucha contra la injusticia y la precarización laboral es una convicción que comparto y de la que me siento orgullosa Inés Brizuela y Doria”.

Como el Gobierno riojano adhirió al decreto nacional que compatibiliza los planes sociales, programas Nacionales y de Empleo Provinciales con el trabajo rural registrado, una posibilidad para los que siguen precarizados es que trabajen en la próxima cosecha. “Este decreto tiene como objetivo promover la inclusión social plena de las y los trabajadores, la mejora de sus ingresos, de sus condiciones de vida y de su grupo familiar”, fundamenta la medida provincial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.