Gloria Estefan admite que pudo haber participado en SuperBowl

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 23 (EL UNIVERSAL).- Si Jennifer Lopez estaba furiosa por tener que compartir el escenario del Super Bowl con Shakira, ¿qué habría ocurrido de enterarse que Gloria Estefan iba a ocupar cuatro minutos de los 12 que dura el espectáculo de medio tiempo?, esa es la pregunta que se hizo la cantante cubana cuando reveló que ella también fue invitada a participar en la 54 edición del evento deportivo.

Durante su participación en el programa de Andy Cohen, Gloria Estefan confesó que no sólo Shakira y JLo fueron invitadas a formar parte del show del Super Bowl, sino que también ella recibió una llamada, pero se negó a participar junto a las dos cantantes, pues consideró que ahora era el momento de ellas, pues Estefan ya había vivido esa experiencia en dos ocasiones anteriores, durante las ediciones de 1992 y 1999.

Además, la cantante de 64 años expresó que si se había tomado la decisión de integrar a más de una artista en el show fue porque, la idea era crear una fusión musical entre Miami y Latinoamérica, que tuviera como resultado final un gran show con fusiones rítmicas representativas. Reconoció también que se trataba de un asunto de logística, pues es muy reducido el tiempo como para montar dos escenarios distintos para la presentación individual de cada artista que participa.

"Imagina lo que habría dicho JLo si yo fuera la tercera (artista invitada)", dijo a Cohen.

Pero Estefan lo toma todo con humor, por lo que aseguró no arrepentirse de haber rechazado la propuesta, pues también había otros motivos personales que la orillaron al "no", pues ya se acercaban las fiestas decembrina y no estaba dispuesta a ponerse a dieta.

Aunque, en realidad, sí hubo una tercera invitada que JLo sí recibió con los brazos abiertos, pues se trataba de su hija Emme, de quien expresó sentirse muy orgullosa de utilizar su voz como un canal que puede transmitirse muchos valores a través de la música.

Luego que Lopez lanzara el documental "Halftime", salió a la luz pública que esas sonrisas y complicidad que había destinado a su compañera de show, habían sido motivadas más por un compromiso laboral que por química natural, pues en sus declaraciones no se limitó a expresar la molestia que le había causado compartir el escenario con Shakira.

De acuerdo con "la bailarina del Bronx", su inconformidad derivó del poco tiempo que cada una podría intervenir dentro del show, pues para ella era esencial que ambas contaran con momentos de canto individual, por lo que la temática en que una canción sucedió a otra, a modo de popurrí, le pareció "la peor idea del mundo".

"Tenemos seis malditos minutos. Tenemos 30 segundos de una canción, y si tomamos un minuto, eso es todo, nos quedan cinco", dice a Kim Burse, directora musical con la que trabaja en una de las escenas de su documental. "Tenemos que tener nuestros momentos de canto. No va a ser una maldita revista de baile. Tenemos que cantar nuestro mensaje", puntualiza.

En cuanto a Shakira, se expresó siempre muy bien de la experiencia que vivió durante el Super Bowl en 2020, concentrado su atención al poder, cada vez más grade, que las y los latinos van adoptando en todas partes del mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.