Ghislaine Maxwell volvió a la Florida, con uniforme carcelario

·3  min de lectura

Ghislaine Maxwell regresó a la Florida, aunque en circunstancias muy diferentes a su anterior etapa como dama de compañía en la mansión de Palm Beach de su ex novio Jeffrey Epstein.

La cómplice del fallecido financiero Epstein fue enviada a la Institución Penitenciaria Federal (TCI) de Tallahassee, la prisión federal de baja seguridad de Tallahassee. Su liberación más temprana sería en julio de 2037.

Maxwell fue condenada a finales de año pasado por tráfico sexual de menores y cargos relacionados. Los fiscales federales demostraron en su juicio del año pasado que Maxwell había reclutado y preparado a numerosas chicas para los abusos de Epstein, incluso en su mansión de Palm Beach, y que ella misma participó en los abusos en al menos un caso. Las niñas tenían hasta 14 años cuando Maxwell empezó a entablar amistad con ellas y a normalizar su participación en la actividad sexual.

Los abogados de Maxwell habían solicitado que se la ingresara en la prisión federal de baja seguridad de Danbury, Connecticut, para cumplir su condena de 20 años, citando el Programa de Tratamiento Integrado Femenino de la prisión, un programa para víctimas de abuso de sustancias y traumas y mujeres con problemas de salud mental. Antes de su sentencia el mes pasado, Maxwell reveló que sufrió abusos físicos y emocionales durante su infancia, incluso a manos de su padre, el fallecido magnate de los medios de comunicación Robert Maxwell.

La prisión de Tallahassee no ofrece el programa FIT, pero sí ofrece un programa para sobrevivientes de abusos que luchan contra la baja autoestima y un programa de terapia cognitiva conductual para tratar las “necesidades de salud mental relacionadas con el trauma de los reclusos”.

La Oficina de Prisiones se negó a discutir las razones específicas del porqué Maxwell fue ubicada en Tallahassee en lugar de Danbury, pero dijo al Herald que, “rutinariamente recibe las recomendaciones judiciales y sopesa diferentes factores sobre la asignación a a una instalación”.

La Oficina añadió que algunos de esos factores incluyen “el nivel de seguridad y supervisión que requiere el recluso, cualquier necesidad médica o de programación, las medidas de separación y seguridad para garantizar la protección de los reclusos y otras consideraciones que incluyen la proximidad a la residencia de liberación de un individuo”.

El traslado de Maxwell a la prisión de Tallahassee fue informado primero por el Daily Mail.

Estuvo alojada en un centro de detención federal en Brooklyn desde poco después de su arresto en julio de 2020, donde se quejó constantemente de sus condiciones, que han incluido controles regulares de bienestar y aislamiento. Antes de su sentencia, Maxwell fue puesta formalmente bajo vigilancia por riesgo de suicidio después de escribir a la Oficina del Inspector General de la Oficina de Prisiones que se sentía amenazada por los funcionarios de la prisión en su centro.

Epstein murió mientras estaba bajo custodia federal en una prisión federal en Nueva York en agosto de 2019, poco después de ser arrestado por una nueva ronda de cargos sexuales.

Más de una década antes, Epstein había llegado a un acuerdo con los fiscales federales que finalmente le permitió cumplir 13 meses en una cárcel del Condado Palm Beach por abusar de decenas de niñas. Como parte del acuerdo, aceptó declararse culpable de dos cargos de prostitución, uno de ellos de una menor. El acuerdo fue objeto de la serie Perversión de la Justicia de 2018 del Miami Herald y llevó a los fiscales federales de Nueva York a revisar los delitos de Epstein y presentar nuevos cargos contra él en julio de 2019.

Maxwell se disculpó con las víctimas de los abusos de Epstein en la sentencia del mes pasado en Nueva York, pero no llegó a asumir la responsabilidad por el sufrimiento que experimentaron a manos de ella y de Epstein.

Ella ha sostenido su inocencia y está apelando su condena y sentencia. Recientemente contrató a un nuevo abogado, el ex juez del tribunal de apelaciones del estado de Nueva York John M. Leventhal, para que la represente en su apelación.

Como parte de su condena, Maxwell será inscrita en el registro nacional de delincuentes sexuales, pero eso aún no se ha hecho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.