Ghana declara el fin de su brote de la enfermedad por el virus de Marburgo

·3  min de lectura

Accra, 16 sep (EFE).- Ghana declaró este viernes el fin de su primer brote de la enfermedad del virus de Marburgo, similar al del ébola, que se confirmó el pasado julio, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Ministerio de Salud de Ghana hizo la declaración después de que no se detectaran nuevos casos en los últimos 42 días, o dos períodos de incubación, el tiempo entre la infección y la aparición de los síntomas.

En total, se registraron tres casos confirmados, incluidas dos muertes, en el brote declarado el 7 de julio después de la confirmación en el laboratorio del virus que afectó a las regiones de Ashanti (sur), Savannah (norte) y Western (sur) del país.

Un total de 198 contactos fueron identificados, monitoreados y completaron su período de observación inicial recomendado de 21 días, que luego se extendió por otros 21 días como precaución por parte de las autoridades sanitarias de Ghana.

Las autoridades sanitarias, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y otros socios, aplicaron rápidamente medidas de control y vigilancia, además de sensibilizar a la población y trabajar con las comunidades para apoyar la prevención.

"Marburgo es una enfermedad aterradora, ya que es altamente infecciosa y letal. No hay vacunas ni tratamientos antivirales. Cualquier brote de Marburgo es una gran preocupación", afirmó la directora de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

"A pesar de no tener experiencia previa con la enfermedad, la respuesta de Ghana ha sido rápida y sólida. Se han salvado vidas y protegido la salud de las personas", agregó Moeti.

El brote de la enfermedad en Ghana fue el segundo de ese tipo en África occidental, después de que Guinea-Conakri notificara un caso en un brote que se declaró terminado en septiembre de 2021.

Los análisis de secuencia genómica del virus realizados por el Institut Pasteur de Senegal y el Instituto Memorial Noguchi para la Investigación Médica en Ghana sugieren que este último brote está relacionado con el caso notificado en Guinea-Conakri en 2021.

Sin embargo, precisó la OMS, "se necesitan más investigaciones para comprender completamente el origen del brote, que puede deberse a un reservorio animal compartido o a movimientos de población entre los dos países".

En África, se han registrado brotes anteriores y casos esporádicos en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda.

La enfermedad por el virus de Marburgo es tan mortífera como la del ébola y se estima que en África ha causado la muerte de más de 3.500 personas.

Al igual que el ébola, el virus de Marburgo provoca hemorragias repentinas y puede producir la muerte en pocos días, con un período de incubación de 2 a 21 días y una tasa de mortalidad de entre el 24 % y el 88 %.

Los murciélagos de la fruta son los huéspedes naturales de este virus, que cuando es transmitido a los humanos puede ser contagiado mediante contacto directo con fluidos como la sangre, saliva, vómitos u orina.

La enfermedad, para la que no hay vacuna ni tratamiento específico, fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -origen de su nombre- por técnicos de laboratorio que resultaron infectados cuando investigaban a monos traídos de Uganda.

(c) Agencia EFE