Anuncios

Los gazatíes del sur dicen que no tienen dónde ir bajo los bombardeos israelíes

Un niños palestino espera para recibir una ración de comida en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

Por Arafat Barbakh y Nidal al-Mughrabi

JAN YUNIS, Gaza, 2 dic (Reuters) - Bajo los bombardeos aéreos de Israel, las personas refugiadas en el sur de la Franja de Gaza tras huir de sus hogares en los primeros compases de la guerra afirmaron el sábado que ya no tienen ningún lugar seguro al que ir.

La ciudad de Jan Yunis es objeto de ataques aéreos y fuego de artillería israelíes tras la reanudación de los combates el viernes, después del fracaso de una tregua de una semana. Su población ha aumentado en las últimas semanas, ya que varios cientos de miles de personas del norte de la Franja de Gaza han huido hacia el sur.

Algunos acampan en tiendas de campaña, otros en escuelas. Algunos duermen en escaleras o fuera de los pocos hospitales que funcionan en la ciudad. Un funcionario de la Organización Mundial de la Salud afirmó el viernes que uno de los hospitales son "como una película de terror", ya que cientos de niños y adultos heridos esperan tratamiento.

Abu Wael Nasrallah, de 80 años, se burló de la última orden del ejército israelí de desplazarse más al sur, a Rafah, en la frontera con Egipto. El viernes, varios niños resultaron heridos en ataques israelíes en la ciudad.

El mensaje se difundió mediante octavillas lanzadas desde el cielo sobre varios distritos de Jan Yunis.

"Esto no tiene sentido", dijo Nasralá a Reuters. Nasralá acató las órdenes de evacuación israelíes y abandonó el norte de la franja a principios de la guerra que estalló el 7 de octubre, cuando militantes de Hamás cruzaron a Israel y mataron a 1.200 personas, en su mayoría civiles.

Unos 193 palestinos han muerto desde que expiró la tregua, según informó el sábado el Ministerio de Sanidad de Gaza, que se suma a la cifra de más de 15.000 muertos anunciada por las autoridades sanitarias palestinas.

Israel afirma que se está esforzando por evitar víctimas civiles a medida que los combates avanzan hacia el sur. En declaraciones a la prensa el sábado en Tel Aviv, un alto asesor del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que se había informado a los grupos humanitarios de lo que describió como "zonas más seguras".

"No hemos pedido a toda la población del sur que se reubique, ni siquiera hemos pedido a toda la población de Jan Yunis que se reubique. Pero en esos barrios, en esas zonas concretas donde sabemos que va a haber intensos combates, hemos pedido a la gente que se traslade", declaró Mark Regev.

(Escrito por Maggie Fick; editado en español por Carlos Serrano)