¿Mi gato me está echando los perros? La aventura de traducir lo que dicen las mascotas

·6  min de lectura
Nuevas aplicaciones que pretenden brindarnos una traducción inmediata de lo que significan los sonidos que emiten nuestras mascotas. (Melanie Lambrick/The New York Times)
Nuevas aplicaciones que pretenden brindarnos una traducción inmediata de lo que significan los sonidos que emiten nuestras mascotas. (Melanie Lambrick/The New York Times)

La gata que tengo es una auténtica parlanchina. Momo maúlla cuando tiene hambre y cuando está llena, cuando quiere que la carguen y cuando quiere que la bajen, cuando salgo de la habitación o cuando entro en ella o, en ocasiones, cuando parece que no hay ningún motivo.

Pero, como gata, tampoco es muy cooperativa. Así que cuando descargué la aplicación móvil MeowTalk Cat Translator, que prometía pasar los maullidos del gato a un inglés simple, de inmediato dejó de emitir sonidos. Lo intenté durante dos días y no pude obtener ningún sonido.

Ya desesperada, al tercer día decidí levantarla mientras devoraba su cena, interrupción que garantizaba que emitiría un berrido para protestar. En el momento justo, Momo aulló. La aplicación procesó el sonido, luego desplegó un anuncio de Sara Lee, después puso la traducción: “¡Estoy contenta!”.

Yo no estaba convencida, pero como una semana más tarde, MeowTalk me puso una traducción más razonable cuando regresé de un viaje de cuatro días. Al verme, Momo maulló y luego ronroneó. “Me alegra verte”, tradujo la aplicación. Luego, “Déjame descansar”. (Los anuncios desaparecieron después de que obtuve una cuenta prémium).

MeowTalk es un producto que representa un creciente interés por recurrir a otro tipo de inteligencias —algoritmos de aprendizaje automático— para descodificar la comunicación de los animales. La idea no es tan inverosímil como podría parecer. Por ejemplo, los sistemas de aprendizaje automático, los cuales son capaces de obtener patrones a partir de grandes series de datos, pueden distinguir entre los chirridos que hacen los roedores cuando están contentos y los que emiten cuando están en peligro.

Hay un interés evidente en la aplicación de estos mismos adelantos a nuestros animalitos de compañía.

“Estamos tratando de entender lo que dicen los gatos y proporcionarles una voz”, señaló Javier Sánchez, uno de los fundadores de MeaowTalk. “Queremos usarla para ayudar a que la gente establezca mejores vínculos con sus gatos y que estos sean más fuertes”.

Nuevas aplicaciones que pretenden brindarnos una traducción inmediata de lo que significan los sonidos que emiten nuestras mascotas. (Melanie Lambrick/The New York Times)
Nuevas aplicaciones que pretenden brindarnos una traducción inmediata de lo que significan los sonidos que emiten nuestras mascotas. (Melanie Lambrick/The New York Times)

Para mí, que soy una amante de los animales en una casa en la que habitan tres especies (ya que Momo, la gata irritable, a regañadientes comparte el espacio con Watson, el perro entusiasta), era muy tentadora la idea de tener una aplicación que traduce lo que dicen las mascotas. Pero incluso los creadores de MeaowTalk reconocen que todavía se tienen que solucionar algunos problemillas.

La emisión de musimaullidos

En un maullido hay un sinnúmero de cosas. Según un estudio reciente que todavía no se ha publicado en ninguna revista científica, cuando los gatos están en su mejor momento (como cuando se les está dando de comer), los maullidos tienden a ser cortos y agudos con entonaciones ascendentes. Pero en sus peores momentos (encerrados en una transportadora para gatos), casi siempre hacen saber su angustia mediante maullidos largos y graves con entonaciones descendentes.

“En sus maullidos, tienden a usar diferentes tipos de melodías cuando intentan transmitir diferentes cosas”, mencionó Susanne Schötz, una fonetista de la Universidad Lund en Suecia que encabezó este estudio como parte de un proyecto de investigación llamado Musimaullidos.

También en un estudio de 2019, Stavros Ntalampiras, un especialista en computación de la Universidad de Milán, demostró que los algoritmos eran capaces de distinguir automáticamente los maullidos de los gatos en tres situaciones: cuando los cepillaban, cuando estaban esperando su comida y cuando los dejaban solos en un entorno extraño.

MeowTalk, cuyos fundadores reclutaron a Ntalampiras después de que se dio a conocer el estudio, amplía sus investigaciones con algoritmos que identifican las vocalizaciones que hacen los gatos en una variedad de contextos.

La aplicación detecta y analiza las emisiones de los gatos en tiempo real y a cada una le asigna una “intención” definida en términos generales, como feliz, descansar, cazar o “llamado de apareamiento”. Luego despliega una “traducción” coloquial en inglés simple de cualquier intención que identifica, como el fastidiado “Déjame descansar” de Momo. (Curiosamente, parece que ninguna de las traducciones incluye “Te masticaré la pierna si no me das de comer en este preciso instante”).

Según sus fundadores, MeowTalk usa los sonidos que recopila para perfeccionar sus algoritmos y mejorar su desempeño; además, los propietarios de gatos pueden brindar retroalimentación en el momento si la aplicación hace una mala interpretación.

En 2021, los investigadores de MeowTalk informaron que el software podía distinguir nueve intenciones con el 90 por ciento de precisión total, pero la aplicación identificaba mejor unas que otras y, de acuerdo con los resultados, con frecuencia confundía “feliz” con “adolorido”.

Además, es complicado evaluar qué tan precisa es una aplicación que traduce lo que quieren los gatos, comentó Sergei Dreizin, uno de los fundadores de MeaowTalk. “Asume que en verdad sabes lo que quiere tu gato”, explicó.

Yo descubrí que la aplicación, tal y como la anunciaban, era buena sobre todo para identificar ronroneos. (Después de todo, yo también). Pero es mucho más difícil establecer lo que significan los llamados de cada categoría —si es que conllevan algún significado uniforme— sin tener realmente alguna manera de, bueno, comunicarse con los gatos. (¿Se tratará del libro Cat-ch-22?).

Después de todo, el propósito exacto del ronroneo, mismo que emiten los gatos en una gran variedad de situaciones, sigue siendo impreciso. Sin embargo, MeaowTalk interpreta los ronroneos como “descansar”.

“Pero con sinceridad”, señaló Sánchez, “puede significar…” y luego corrigió: “No sabemos lo que significa”.

La interpretación de lo que quieren los perros

Es posible que pronto les toque a los perros. Zoolingua, una empresa emergente con sede en Arizona, espera crear un traductor canino generado con inteligencia artificial que analice las vocalizaciones y el lenguaje corporal de los perros.

Los propietarios de perros han estado muy entusiasmados con esta idea, señaló Con Slobodchikoff, fundador y director general de Zoolingua, quien pasó gran parte de su vida académica estudiando la comunicación de los perritos de la pradera. “Una buena comunicación entre tú y tu perro significa poder tener una relación extraordinaria con tu perro”, comentó. “Y mucha gente quiere tener una relación excepcional con su perro”.

No obstante, incluso los algoritmos sofisticados pueden pasar por alto señales y contextos importantes del mundo real, explicó Alexandra Horowitz, experta en cognición canina en el Barnard College. Por ejemplo, gran parte del comportamiento canino es motivado por el olor. “¿Cómo se va a traducir eso si ni siquiera nosotros mismos sabemos el alcance de eso?”, escribió Horowitz en un correo electrónico.

Sin embargo, al parecer, no es probable que disminuyan las ganas de entender lo que “dicen” los animales. El mundo puede ser un lugar muy solitario, sobre todo en estos últimos años. Hallar nuevas formas de comunicarse con otros animales, con otras especies, puede ser un bálsamo muy necesario.

© 2022 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Perritos pintados, la atroz estafa para subir su precio y que puede matarlos