Gambito de Dama: ¿Qué tan realista es la serie?

Sofi Terracota *
·3  min de lectura
Gambito de Dama: ¿Qué tan realista es la serie?
Gambito de Dama: ¿Qué tan realista es la serie?

Netflix estrenó Gambito de Dama hace algunas semanas y desde entonces es un éxito de Netflix. La serie es protagonizada por Anya Taylor-Joy, actriz que nunca falla cuando se desenvuelve en un nuevo trabajo. La revista Vanity Fair se acercó a la jugadora profesional y dos veces campeona nacional de ajedrez en Estados Unidos, Jennifer Shahade, para hablar sobre qué tan cerca a la realidad es Gambito de Dama. Los capítulos se encuentran repletos de emoción gracias a las partidas pero, ¿así ocurre en la vida real? Sigue leyendo para descubrir los secretos de una experta en el tema.
Gambito de Dama narra la historia de Beth Harmon, una huérfana con un don para el ajedrez lucha contra las adicciones mientras intenta convertirse en la mejor jugadora del mundo. Esta basada en la novela homónima de Walter Tevis publicada en 1983 y al día de hoy considerada lectura de culto. Anya Taylor-Joy se sumerge en un personaje que no se relaciona con sus trabajos previos y que saca adelante como el gran talento juvenil que es. The Queen's Gambit ya es considerada una de las mejores series de Netflix en 2020, destacando por sus actuaciones, la historia de superación y un montaje que no todos los días se observa entre las producciones de relleno en el catálogo.

Para Vanity Fair, Jennifer Shahade habla sobre el realismo de Gambito de Dama, ¿la producción no muestra cómo es el ajedrez en verdad? ¿o solo es un espectáculo falso para entretener a quienes están mirando la pantalla? Los fans de la serie quedarán muy complacidos con la respuesta de la campeona.
No soy muy sensible [acerca de la precisión], como, 'Oh, Dios mío, ¿van a hacerlo mal?' Con el ajedrez, creo que cuanta más exposición, mejor. Siempre tiende a presentarse bajo una luz muy positiva, como símbolo del intelectualismo y el poder de la mente. Simplemente clavaron por completo la precisión del ajedrez.
Vanity Fair le pregunta a Jennifer sobre la toma de apuntes durante la partida, algo que vemos a lo largo de la serie y resulta bastante común en las partidas de ajedrez de la vida real.
Eso es para que los jugadores mantengan un registro del juego y que lo sepan más tarde. Es un hábito y mucha gente lo disfruta porque te permite ver el juego desde un punto de vista diferente. Uno pensaría que, para una competencia masiva, no sería necesario ya que todos están viendo los movimientos y alguien más podría escribirlos. Pero es una tradición del ajedrez.
En la serie descubrimos que Beth es adicta a las drogas y al alcohol, males que en parte entorpecen su camino hasta lo más alto. Vanity Fair pregunta a Jennifer Shahade si en el ajedrez es común encontrarse con jugadores profesionales que tengan un pasado traumático y que lidien con las adicciones: "Existe una gran diversidad en las razones por las que la gente viene al ajedrez. Evidentemente, las personas que lo disfrutan son competitivas, apasionadas y tienen una altísima capacidad de concentración."
El pináculo del disfrute del ajedrez es estar completamente embelesado en el juego y perdido en sus pensamientos. El ajedrez es en realidad muy agotador, es un deporte mental. Entonces realmente necesitas estar súper saludable para ello. Entonces, en ese sentido, en los niveles más altos, diría que ves menos [adicción]. Puede ser una vida estresante con muchos viajes, pero si las personas consumen sustancias durante su carrera ajedrecística, es más probable que las utilicen para aliviar el estrés o la ansiedad, no para mejorar realmente su juego.
Nota publicada originalmente en Tomatazos

Video Relacionado: 7 Eventos Anuales en San Diego