Gabriela Cerruti aseguró que fue Miguel Pesce el que propuso a Silvina Batakis y negó que se le hayan ofrecido cargos a Sergio Massa

·5  min de lectura
Quinta Presidencial de Olivos, este domingo
Quinta Presidencial de Olivos, este domingo - Créditos: @Gerardo Viercovich

Ya pasada la vorágine de este domingo, que terminó con el ingreso de Silvina Batakis al Ministerio de Economía en lugar de Martín Guzmán, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, contó algunos detalles de cómo se vivió esa jornada de definiciones puertas adentro de la Quinta de Olivos. Entonces, reveló que fue el titular del Banco Central, Miguel Pesce, quien propuso que fuera Batakis la nueva conductora del Palacio de Hacienda y también negó que se le hayan ofrecido cargos al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, un actor principal de los intercambios ayer. Desde la salida de Guzmán, se especuló con un ingreso del líder del Frente Renovador al Gabinete.

Al aseverar que fue Pesce quien dijo que “tenía que ser Batakis” la reemplazante de Guzmán, Cerruti buscó dejar de lado las versiones que indicaban que la propuesta llegó de parte de la vicepresidenta Cristina Kirchner durante el intercambio telefónico que tuvo con el presidente Alberto Fernández, entrada la noche.

“Una vez que [el Presidente] tomó la decisión, se lo dijo a la vicepresidenta en esa conversación y a Sergio Massa, que estaba en Olivos. Pero era una sugerencia de Pesce de unas horas atrás”, planteó Cerruti, que acotó sobre cómo se dieron los contactos con la economista, quien oficiaba hasta ayer como secretaria de las Provincias en el Ministerio del Interior: “La llamó Santiago Cafiero para tantearla, a ver si estaba dispuesta, para que el llamado del Presidente sea ofreciéndole algo. Y después la llamo el Presidente y se lo ofreció. Es una mujer muy valiente y corajuda, hacía falta una mujer para agarrar esta brasa caliente”.

Alberto Fernández y Silvina Batakis
Alberto Fernández y Silvina Batakis - Créditos: @Presidencia

En tanto, la portavoz se limitó a responder “no” cuando le consultaron si Massa fue tentado con la posibilidad de sumarse a la Casa Rosada y dejar su cargo legislativo, al exponer que la decisión que tenían como meta ayer era el reemplazo de Guzmán. “Hay evaluaciones y conversaciones todo el tiempo y se va a seguir viendo cómo hacer para que todo mejore”, asumió en Radio Futuröck Cerruti, no obstante.

Dijo, también, que Massa tiene una relación personal y política “muy cercana con el Presidente” y que, por eso y por ser una pieza clave en la coalición, estuvo ayer en Olivos durante las conversaciones. “Todo el mundo se ilusiona con la posibilidad de que se incorpore al Gabinete porque es un cuadro, en la gestión es impresionante. Siempre aparece Sergio porque es el mejor para una cantidad de cosas, pero la evaluación de ayer tenía que ver con el reemplazo al ministro de Economía”, comentó Cerruti, que de esta forma dejó de lado las versiones que indicaban una supuesta intención de reemplazar al jefe de los ministros, Juan Manzur, por el líder del Frente Renovador.

La portavoz de la Casa Rosada dijo, además, que -como la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto- hubo “muchísimos” dirigentes sociales, políticos, gobernadores y periodistas que se comunicaron ayer con Fernández con el fin de plantearle que hable con Cristina Kirchner y definan juntos un nombre para tomar las riendas del Palacio de Hacienda.

Y pese a que evitó dar detalles sobre el intercambio entre la cúpula frentetodista, aseguró que ambos dirigentes “van a continuar conversando”. En ese sentido, acotó: “Entiendo que el punto era: ‘Resolvamos hoy esto y después seguimos hablando del resto’”.

“El rumbo económico está totalmente garantizado”

Por otra parte, y ante los achaques kirchneristas a la estrategia de Guzmán, Cerruti se mostró inamovible. “El programa económico que se estaba llevando adelante sigue su rumbo”, afirmó la vocera, quien refirió que tampoco habrá “ninguna modificación” en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “El rumbo económico está totalmente garantizado. Las metas del primer trimestre se cumplieron y Silvina tiene que sentarse, hacerse cargo de ese enorme ministerio, y plantear su esquema de funcionamiento y cómo seguir adelante para que se siga avanzando en las metas del segundo trimestre”, indicó.

Asimismo, destacó el plan de Guzmán y lo ponderó como un “excelente ministro”. Dijo, tras su salida, que a esta altura la gestión implicaba para él un “nivel de desgaste personal” que “eclosionó” y comentó: “La decisión, si bien él dice que la venía rumiando hace un tiempo, la tomó en el momento en que consideraba que no podía más. Uno respeta a la gente con la cual trabajó y que hizo un trabajo tan enorme como el de Martín en un momento muy complicado del mundo con coraje, precisión, pensando lo mejor para el país. Y en un momento sintió que ya no daba más para estar en ese lugar y yo lo comprendo”.

Cómo se enteró Fernández de la renuncia de Guzmán

No obstante, mencionó que Fernández se enteró de la renuncia de Guzmán en la tarde del sábado, antes de que hiciera pública su salida en Twitter. “Lo llamó por teléfono y le avisó, unas horas antes”, detalló Cerruti y agregó: “El Presidente tiene un enorme respeto por Martín y no quería que renunciara ese día, no es que estuvo contento con esa renuncia, ni mucho menos”.

Martín Guzmán era uno de los funcionarios de mayor confianza del Presidente
Martín Guzmán era uno de los funcionarios de mayor confianza del Presidente - Créditos: @Rodrigo Néspolo

En cuanto a las sensaciones de Fernández frente a la salida de Guzmán, a quien respaldó en medio de la interna oficialista, Cerruti agregó: “El Presidente comprende qué es lo que puede haber llevado a Guzmán a tomar esa decisión que tomó y de la manera en la cual la tomó. Para él era un ministro muy importante, una persona muy importante en el Gabinete. Reconoce absolutamente el trabajo que llevó adelante y es una pérdida”.

La portavoz descartó, por otra parte, haber intentado armar una conferencia de prensa en Olivos anoche. Dijo que solo fue a saludar a los periodistas que realizaron la cobertura, en medio de un núcleo de manifestantes que fueron a protestar a la residencia presidencial. “Había cinco o seis personas afuera, era imposible hablar. Si la Policía intentaba correrlas hubiera sido un escándalo. Algunos dicen: ‘¿Por qué no hablaste?’. Estoy segura que si los hubiéramos corrido la noticia no era la nueva ministra, sino que habíamos corrido a la gente”.

Hoy Fernández le tomará juramento a Batakis a las 17, en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.