Funcionarios de Florida piden al FBI que investigue al gobernador Ron DeSantis

Shweta Sharma
·2  min de lectura
<p>DeSantis ha negado rotundamente las acusaciones y dijo que la campaña de vacunación fue administrada por “un hospital del sur de Florida”.  </p> (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

DeSantis ha negado rotundamente las acusaciones y dijo que la campaña de vacunación fue administrada por “un hospital del sur de Florida”.

(Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.)

Los principales funcionarios demócratas de Florida han pedido investigaciones federales sobre el gobernador Ron DeSantis por presuntamente priorizar las dosis de vacunas contra COVID-19 a donantes adinerados a cambio de favores políticos.

El gobernador republicano será sometido a escrutinio después de que los informes alegaran que casi todas las comunidades que pertenecen a los donantes de alto valor de DeSantis recibieron sus dosis en clínicas móviles a mediados de enero, mientras que las vacunas han sido mucho más difíciles de conseguir para los vecindarios de bajos ingresos.

La comisionada estatal de agricultura Nikki Fried y el líder del Senado demócrata estatal Gary Farmer pidieron al FBI que investigara lo que llamaron la posible irregularidad del gobierno.

"Si esto no es corrupción pública, no sé qué es", dijo Fried en una conferencia de prensa. "No me quedaré al margen y dejaré que nuestras vacunas se utilicen como una ganancia política y que sean subastadas por los mejores postores mientras tantos de nuestros floridanos están sufriendo".

Exigieron una investigación sobre si $3,9 millones de donaciones hechas al comité de acción política del gobernador estaban vinculadas a la distribución de la vacuna en lo que, según ellos, parecía ser un esquema de "pago por jugar".

El jueves, el senador Gary Farmer criticó lo que describió como la "subasta de vacunas" del gobernador y escribió una carta al fiscal general de los Estados Unidos, Monty Wilkinson.

“La priorización de los ricos y acomodados para las vacunas es moralmente reprobable por derecho propio, pero el intercambio de vacunas difíciles de conseguir por contribuciones políticas es nada menos que criminal”, dijo.

Leer más: Florida: Mujeres son atrapadas en su búsqueda de recibir la vacuna del COVID-19 disfrazadas como ancianas

El representante Charlie Crist también ha expresado su preocupación por la distribución de vacunas en Florida y escribió una carta en febrero al fiscal general interino para investigar que el gobernador supuestamente favorecía a los "aliados políticos y donantes" sobre las comunidades de mayor riesgo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

DeSantis ha negado rotundamente las acusaciones y dijo que la campaña de vacunación fue administrada por "un hospital del sur de Florida" y no por su personal. Su oficina también emitió un comunicado, calificando las acusaciones como una "narrativa fabricada con motivaciones políticas".

"Ese no era un sitio en el que estuviéramos involucrados en los Cayos", dijo DeSantis en una conferencia de prensa el jueves en Crystal River.

El miércoles, el Miami Herald informó que la comunidad “ultra exclusiva” del Ocean Reef Club en los Cayos de Florida, que cuenta con docenas de donantes de DeSantis, había vacunado a mil 200 personas a mediados de enero, mientras que muchos floridanos luchaban por recibir sus inyecciones.

Relacionados

Exclusiva comunidad en Florida de donantes al gobernador DeSantis recibió la vacuna COVID antes que el resto del estado

Hombres de Florida gritan “abuso al estilo KKK de 1950” a un pescador negro en un video impactante

Florida: Hombre desnudo recibe disparos tras tocar varias puertas con una Biblia a la mano