Anuncios

Funcionarios caribeños buscan a una pareja desaparecida tras secuestro de un yate

KINGSTOWN, San Vicente y las Granadinas, 24 feb (Reuters) - La policía de dos países del Caribe están investigando el posible asesinado de dos personas que se creen eran ciudadanos estadounidenses cuya barco habría sido secuestrado por tres fugitivos en aguas frente a la isla de Granada.

Los presuntos propietarios del yate, Kathy Brandel y Ralph Hendry, fueron vistos por última vez el domingo por la noche, cuando tres hombres escaparon de la custodia de las autoridades granadinas. La policía de San Vicente y las Granadinas capturó a los hombres el miércoles.

La Real Fuerza de Policía de Granada dijo en un comunicado emitido el viernes que la información preliminar sugiere que los prisioneros fugados habían viajado desde Granada a San Vicente y las Granadinas en un yate. Los investigadores ahora están trabajando en pistas "que sugieren que los dos ocupantes del yate pueden haber muerto en el proceso", según el comunicado.

Las autoridades aún tienen que confirmar oficialmente a Brandel y Hendry como los propietarios del yate, pero la Asociación de Vela Salty Dawg, de la que la pareja era miembro, emitió un comunicado citando a la pareja como los propietarios.

En la declaración, la organización dijo que un patrón de crucero había informado que el yate, Simplicity, había sido abandonado frente a San Vicente y las Granadinas. Agregó que la pareja eran marineros experimentados que estaban navegando por la costa este de Estados Unidos hacia el Caribe.

"Este es un suceso muy perturbador y las autoridades aún no han confirmado los detalles, pero parece ser un suceso trágico", dijo Bob Osborn, presidente de la asociación.

"Tras la inspección, se encontró que el yate había sido saqueado y era evidente que se había producido un acto violento", según la Red de Seguridad del Caribe (CSSN), que recopila y difunde información relacionada con delitos que involucran yates en el región.

Ron Mitchell, de 30 años, Trevon Robertson, de 19, y Abita Stanislaus, de 25, estaban detenidos en la comisaría de policía de South Saint George, en Granada, acusados de robo con violencia antes de escapar a San Vicente, según la policía.

(Reporte Robertson Henry en Kingstown. Escrito por Sarah Kinosian. Editado por Mayela Armas.)