Anuncios

Fuerzas de EEUU autorizan regreso al servicio de aeronave Osprey tras accidente fatal

WASHINGTON (AP) — La Osprey, una aeronave de usos múltiples que cumple funciones vitales en las misiones militares estadounidenses, regresará al servicio después que una falla “sin precedentes” provocara la muerte de ocho efectivos en Japón en noviembre, anunció el Comando de Sistemas Aéreos Navales (NAVAIR por sus siglas en inglés) el viernes.

La caída fue el segundo accidente fatal en varios meses y el cuarto en dos años. Provocó rápidamente la varada de cientos de Osprey empleados por los Marines, la Fuerza Aérea y la Armada de Estados Unidos.

Antes de autorizar la Osprey, capaz de volar como un avión y luego convertirse en helicóptero, las autoridades dijeron que prestaron especial atención a la caja de cambios de sus rotores basculantes, impusieron nuevas limitaciones a la manera de volar la aeronave y añadieron inspecciones y requisitos de mantenimiento que les dieron la confianza para autorizar su regreso al aire.

La flota entera fue varada el 6 de diciembre, una semana después que ocho efectivos del Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea murieran al caer su CV-22B Osprey al mar frente a la isla de Yakushima.

Antes de levantar las restricciones de vuelo, el ejército estadounidense también informó a las autoridades en Japón, donde la opinión pública sobre la Osprey es mixta, sobre los resultados del accidente y las nuevas medidas de seguridad. En un comunicado el viernes, el ministro de Defensa japonés Minoru Kihara dijo que su país también reanudará los vuelos de sus 14 Ospreys tras un análisis “adecuado” de la causa del accidente, información extremadamente detallada sobre el accidente y las medidas para mitigar el problema en el futuro.

Kihara dijo que Japón y Estados Unidos coordinarán estrechamente el cronograma para reanudar los vuelos en Japón, a fin de darle tiempo al gobierno de explicar “a fondo” el problema a sus ciudadanos.

Sin embargo, el gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, no apoyó el regreso al vuelo. Okinawa es el hogar de la Estación Aérea del Cuerpo de Marines Futenma y sus 24 Ospreys MV-22B y es donde el público ha expresado más abiertamente su oposición al uso de esa aeronave.

“Sería mejor si permanecieran en tierra, ya que desde siempre hemos solicitado que se desestime el despliegue de Osprey”, subrayó Tamaki.

Según los funcionarios que informaron a la prensa el miércoles antes que se levantaran las restricciones, se ordenó varar la flota en diciembre porque estaba claro que la manera como falló el componente de la Osprey en ese accidente no tenía precedentes en la aeronave de rotores basculantes.

Si bien no identificaron el componente fallido porque la investigación de la Fuerza Aérea aún está abierta, los funcionarios dijeron que ahora comprenden mejor —aunque no del todo— el motivo de la falla.

“Esta es la primera vez que hemos visto a este componente en particular fallar así. Por eso no tiene precedentes”, dijo el coronel de marines Brian Taylor, jefe del programa conjunto en el NAVAIR, responsable de los V-22 en todas las ramas de las fuerzas armadas.

Sin embargo, la decisión del Departamento de Defensa de autorizar los vuelos antes que finalizaran las investigaciones en el Congreso recibió críticas de la Comisión de Supervisión de la cámara baja.

"El DoD (Departamento de Defensa) anula la orden de varado de Osprey a pesar de no haber proporcionado a la Comisión de Supervisión y el pueblo estadounidense las respuestas acerca de la seguridad de esta aeronave”, dijo el legislador republicano James Comer. “Persisten preocupaciones graves, entre ellas las medidas de rendición de cuentas para prevenir accidentes, la falta general de transparencia, cómo se da prioridad al mantenimiento operativo y cómo evalúa los riesgos el DoD”.

Un expiloto de Osprey al tanto de la investigación confirmó que el componente forma parte de la caja de cambios del rotor basculante, un dispositivo crucial que conecta el motor de la Osprey con el rotor.

Las fuerzas han “buceado profundamente” en la caja de cambios del rotor basculante, y las nuevas medidas de seguridad “encaran los problemas que vimos en ese evento catastrófico”, dijo el jefe del Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea, teniente general Tony Bauernfeind, el miércoles.

___

Yamaguchi reportó desde Tokio.