El fuego se abre paso en la agenda del G-7

LA NACION

BIARRITZ.- En medio de las tensiones que arrastra el G-7 en los últimos años, el drama de los incendios de la Amazonia se coló sobre la hora en la agenda que los líderes de las potencias abordarán, entre mañana y el lunes, en la ciudad francesa de Biarritz, en una reunión que se anuncia con grandes diferencias en temas centrales como el acuerdo con Irán y el comercio internacional.

El gobierno anfitrión de Emmanuel Macron solicitó anteayer que los incendios fueran incorporados a las discusiones por ser una "crisis internacional", cuyos efectos superan largamente las fronteras de Brasil y los demás países de la cuenca amazónica.

Macron acusó al líder brasileño Jair Bolsonaro por la "inacción" frente al problema ecológico y anunció que el G-7 prepara una respuesta "concreta". Otros líderes lo secundaron y alzaron la voz en la antesala de la cumbre, consternados por la extensión de los fuegos, que se propagan sin control.

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó a que esta "grave emergencia" ocupe un lugar destacado en la agenda del G-7, y el flamante primer ministro británico, Boris Johnson, señaló, al igual que Macron, que la catástrofe ambiental ya es una crisis de alcance internacional.

También el debilitado acuerdo nuclear iraní y el proteccionismo comercial estarán entre los temas centrales de la cumbre. Según altos funcionarios de la Casa Blanca, Donald Trump tiene previsto elevar el tono de las acusaciones de "prácticas comerciales desleales" de los aliados más cercanos de Estados Unidos, la mayoría presentes en Biarritz.

Agencias AFP y ANSA