1 / 9

FOTOS: Real de Catorce, el 'pueblo mágico' de México que el turismo está 'matando'

Fotos: AP

FOTOS: Real de Catorce, el 'pueblo mágico' de México que el turismo está 'matando'

Distintas personalidades de la sociedad mexicana han hecho un llamamiento para salvar la población de Real de Catorce, considerado “pueblo mágico” y punto de peregrinación cristiana e indígena, ante las consecuencias del turismo masivo como la acumulación de residuos.

“Mi pueblo está herido y peligra, los arroyos están asfixiados por la contaminación, las montañas se llenan de basura y el paisaje se torna gris mientras clama ayuda”, denunció la cineasta Petra Puente, impulsora de la Fundación Real de Catorce presentada este miércoles en Ciudad de México.

Real de Catorce es un histórico pueblo montañoso de 1,300 habitantes situado en el central estado de San Luis de Potosí y cuya población se redujo drásticamente cuando las minas de plata que sostenían su economía dejaron de ser productivas.

Recientemente, sin embargo, el interés turístico de Real de Catorce ha aumentado debido a su arquitectura, sus paisajes y la existencia de lugares sagrados para el cristianismo y para algunos pueblos indígenas de la región.

“De 107 habitaciones hoteleras hemos subido a unas 600. Recibimos 1.2 millones de visitantes al año, 1,500 cada fin de semana”, explicó Puente, quien argumentó que ello conlleva problemas ambientales y de conservación del patrimonio.

Entre las propuestas de la Fundación destaca un proyecto para que la única manera de acceder al pueblo, que se encuentra flanqueado por montañas, sea un tranvía eléctrico que cruce el único túnel de entrada a la localidad dado que “los coches no caben”.

Sea como sea, la cineasta avisó de que su objetivo no es reducir el número de turistas ya que la economía del pueblo se basa en el turismo.

La Fundación es apoyada por personalidades como Juan Ramón de la Fuente, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explicó que Real de Catorce es un pueblo “multicultural” que se está “erosionando”.

“Necesitamos un desarrollo ordenado que proteja sus tradiciones con un turismo que preserve y no un turismo que devasta”, añadió.

“Me admira un pueblo que conserva la tradición prehispánica y que nos permite asomarnos a la tradición espiritual basada en el culto a la naturaleza que existía antes de la llegada de los europeos”, dijo a su vez el historiador Víctor Sánchez, que ha estudiado durante 30 años los pueblos indígenas de la región.

El ingeniero Jorge Treviño Aguado, por su parte, anunció un convenio de colaboración de la Fundación con el Gobierno del municipio de Catorce, donde se encuentra el pueblo, para tratar y gestionar los residuos generados por el aumento de visitantes.

Al acto, que tuvo lugar en el Museo de Antropología de la capital, acudió el presidente municipal de Catorce, Francisco Daniel Calderón, y representantes de la Secretaría de Turismo de México.