En fotos: los 60 años de la hazaña de Yuri Gagarin en el espacio

·6  min de lectura
El exitoso vuelo de una órbita el 12 de abril de 1961 convirtió a Gagarin, de 27 años, en un héroe nacional y consolidó la supremacía soviética en el espacio hasta que Estados Unidos puso a un hombre en la luna más de ocho años después
Alexander Zemlianichenko

MOSCÚ.- Los rusos celebran con emoción este lunes el 60 aniversario del primer vuelo tripulado al espacio, realizado el 12 de abril de 1961 por Yuri Gagarin, un héroe soviético todavía muy admirado en el país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, viajará a Engels, a algo más de 700 km al sureste de Moscú, el lugar en el que el cosmonauta aterrizó y donde se ha construido un monumento en honor a este vuelo histórico.

El 12 de abril de 1961 a las 9.07, hora de Moscú, Yuri Gagarin comenzó el vuelo con una frase que ha pasado a la historia. “¡Allá vamos!”, dijo antes de despegar a bordo de una nave Vostok desde el cosmódromo entonces ultrasecreto de Baikonur, en la república soviética de Kazajistán.

El vuelo duró 108 minutos, el tiempo que tardó en completar una órbita alrededor de la Tierra y aterrizar en la estepa rusa.

La pequeña cápsula Vostok en la que el cosmonauta bajó en condiciones extremas se exhibirá en el Museo de la Conquista Espacial de Moscú, con motivo de una exposición llamada “Primero” que se inaugurará el martes.

La cápsula de aterrizaje de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú
ALEXANDER NEMENOV


La cápsula de aterrizaje de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Una maqueta del asiento eyectable de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú
ALEXANDER NEMENOV


Una maqueta del asiento eyectable de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Un duplicado tecnológico del traje espacial SK-1 del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú
ALEXANDER NEMENOV


Un duplicado tecnológico del traje espacial SK-1 del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Una maqueta del panel de control de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú
ALEXANDER NEMENOV


Una maqueta del panel de control de la nave espacial Vostok del cosmonauta soviético Yuri Gagarin se exhibe en el Museo de Cosmonáutica de Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Las botas y guantes del cosmonauta soviético Yuri Gagarin, que usó durante sus clases en un aeroclub, se exhiben en el Museo de Cosmonáutica de Moscú
ALEXANDER NEMENOV


Las botas y guantes del cosmonauta soviético Yuri Gagarin, que usó durante sus clases en un aeroclub, se exhiben en el Museo de Cosmonáutica de Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Además de esta cápsula, el museo mostrará efectos personales de Yuri Gagarin que datan de su infancia o de sus hazañas espaciales, como la imponente llave que usó para encender los motores de la nave o el asiento eyectable con el que salió de la cápsula 7 km por encima del suelo.

Una exposición montada con esmero y pompa que demuestra que los rusos siguen viendo con muy buenos ojos a Yuri Gagarin. Su aura se mantiene intacta.

“Es quizás el único apellido que todo el mundo conoce en Rusia, desde los cuatro hasta los 80 años y más. La hazaña de Gagarin es algo así como lo que unifica a Rusia”, declaró Viacheslav Klimentov, subdirector de investigación del Museo de la Conquista Espacial.

El 11 de julio de 1961, el cosmonauta ruso mayor Yuri Gagarin, de pie en un automóvil abierto, saluda a la multitud de espectadores en Londres. El exitoso vuelo de una órbita el 12 de abril de 1961 convirtió a Gagarin, de 27 años, en un héroe nacional y consolidó la supremacía soviética en el espacio hasta que Estados Unidos puso a un hombre en la luna más de ocho años después
El 11 de julio de 1961, el cosmonauta ruso mayor Yuri Gagarin, de pie en un automóvil abierto, saluda a la multitud de espectadores en Londres. El exitoso vuelo de una órbita el 12 de abril de 1961 convirtió a Gagarin, de 27 años, en un héroe nacional y consolidó la supremacía soviética en el espacio hasta que Estados Unidos puso a un hombre en la luna más de ocho años después


El 11 de julio de 1961, el cosmonauta ruso mayor Yuri Gagarin, de pie en un automóvil abierto, saluda a la multitud de espectadores en Londres. El exitoso vuelo de una órbita el 12 de abril de 1961 convirtió a Gagarin, de 27 años, en un héroe nacional y consolidó la supremacía soviética en el espacio hasta que Estados Unidos puso a un hombre en la luna más de ocho años después

El líder cubano Fidel Castro, a la izquierda, fumador habitual de puros, abre una caja de cigarrillos rusos mientras está sentado junto al astronauta ruso Yuri Gagarin en una recepción durante la celebración de cuatro días en la Embajada de Rusia. en la Habana el 26 de julio de 1961
El líder cubano Fidel Castro, a la izquierda, fumador habitual de puros, abre una caja de cigarrillos rusos mientras está sentado junto al astronauta ruso Yuri Gagarin en una recepción durante la celebración de cuatro días en la Embajada de Rusia. en la Habana el 26 de julio de 1961


El líder cubano Fidel Castro, a la izquierda, fumador habitual de puros, abre una caja de cigarrillos rusos mientras está sentado junto al astronauta ruso Yuri Gagarin en una recepción durante la celebración de cuatro días en la Embajada de Rusia. en la Habana el 26 de julio de 1961

Con un mensaje de felicitación a los empleados del sector espacial ruso, su director Dmitri Rogozin aseguró de su lado que Rusia “recuerda el pasado” pero que “también esta concentrada en el futuro”, y prometió “cambios muy importantes” próximamente.

El domingo, Rogozin señaló en una entrevista a la televisión rusa que Moscú tenía la ambición de enviar cosmonautas a la Luna de aquí a 2030, a pesar de tener “diez veces menos presupuesto que la Nasa”, estadounidense.

En 1957, la Unión Soviética ya fue el primer país en poner en órbita un satélite, el célebre Sputnik, pero el viaje al espacio de Gagarin se convirtió en un símbolo del dominio de la URSS sobre Estados Unidos en este ámbito.

Un hombre toma una fotografía de un mosaico que representa al cosmonauta soviético Yuri Gagarin, en Moscú
NATALIA KOLESNIKOVA


Un hombre toma una fotografía de un mosaico que representa al cosmonauta soviético Yuri Gagarin, en Moscú (NATALIA KOLESNIKOVA/)

Un hombre, con un barbijo por la pandemia por el Covid-19, pasa junto a una afiche con una imagen del cosmonauta soviético Yuri Gagarin. Hace sesenta años, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin se convirtió en la primera persona en el espacio , marcando un nuevo capítulo en la historia de la exploración espacial
KIRILL KUDRYAVTSEV


Un hombre, con un barbijo por la pandemia por el Covid-19, pasa junto a una afiche con una imagen del cosmonauta soviético Yuri Gagarin. Hace sesenta años, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin se convirtió en la primera persona en el espacio , marcando un nuevo capítulo en la historia de la exploración espacial (KIRILL KUDRYAVTSEV/)

Trabajadores limpian el bajorrelieve del cosmonauta soviético Yuri Gagarin en el Museo Nacional de Cosmonáutica de Moscú
KIRILL KUDRYAVTSEV


Trabajadores limpian el bajorrelieve del cosmonauta soviético Yuri Gagarin en el Museo Nacional de Cosmonáutica de Moscú (KIRILL KUDRYAVTSEV/)

Limpieza del imponente monumento del cosmonauta soviético Yuri Gagarin en Moscú
NATALIA KOLESNIKOVA


Limpieza del imponente monumento del cosmonauta soviético Yuri Gagarin en Moscú (NATALIA KOLESNIKOVA/)

Un estudiante mira las fotografías del cosmonauta ruso Yuri Gagarin durante una exposición organizada para celebrar el 60 aniversario del primer vuelo del hombre al espacio en Calcuta
DIBYANGSHU SARKAR


Un estudiante mira las fotografías del cosmonauta ruso Yuri Gagarin durante una exposición organizada para celebrar el 60 aniversario del primer vuelo del hombre al espacio en Calcuta (DIBYANGSHU SARKAR/)

Una mujer toma una foto de la tumba de Yuri Gagarin, la primera persona que voló al espacio, en el muro del Kremlin, mientras la gente llega a depositar flores en Moscú, Rusia
Pavel Golovkin


Una mujer toma una foto de la tumba de Yuri Gagarin, la primera persona que voló al espacio, en el muro del Kremlin, mientras la gente llega a depositar flores en Moscú, Rusia (Pavel Golovkin/)

Y Yuri Gagarin, fallecido en 1968, se ha convertido en el rostro y símbolo de la conquista del espacio, no sólo en Rusia sino en todas las agencias espaciales del mundo.

Sesenta años después Rusia sigue enviando mujeres y hombres al espacio. Un cohete Soyuz, adornado para la ocasión con el perfil de Gagarin, despegó el viernes desde Baikonur hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) con dos rusos y un estadounidense a bordo.

Este lunes, los cosmonautas rusos en la ISS se sumaron a la celebración por el hito de Gagarin y saludaron “108 minutos legendarios, convertidos en ejemplo de heroísmo”, según uno de ellos, Oleg Novitski.

Un joven participante sostiene un cohete mientras otro se lanza durante una exhibición de modelos de cohetes cerca de la Fortaleza de Pedro y Pablo en San Petersburgo el 11 de abril de 2021, durante la celebración del 60 aniversario del primer vuelo tripulado de Yuri Gagarin de Rusia al espacio
OLGA MALTSEVA


Un joven participante sostiene un cohete mientras otro se lanza durante una exhibición de modelos de cohetes cerca de la Fortaleza de Pedro y Pablo en San Petersburgo el 11 de abril de 2021, durante la celebración del 60 aniversario del primer vuelo tripulado de Yuri Gagarin de Rusia al espacio (OLGA MALTSEVA/)

Miembros del movimiento Jóvenes Patriotas de Rusia se reúnen frente al Monumento a los Conquistadores del Espacio en Moscú el 12 de abril de 2021
NATALIA KOLESNIKOVA


Miembros del movimiento Jóvenes Patriotas de Rusia se reúnen frente al Monumento a los Conquistadores del Espacio en Moscú el 12 de abril de 2021 (NATALIA KOLESNIKOVA/)

Un partidario comunista sostiene una bandera soviética frente al monumento al cosmonauta soviético Yuri Gagarin en Moscú
ALEXANDER NEMENOV


Un partidario comunista sostiene una bandera soviética frente al monumento al cosmonauta soviético Yuri Gagarin en Moscú (ALEXANDER NEMENOV/)

Pero el halo de gloria espacial de Rusia se ha desvanecido. Los cohetes Soyuz siguen siendo dignos de confianza y Rusia es un actor ineludible de la industria espacial, pero el país tiene dificultades para innovar y en los últimos años ha tenido problemas, con varios lanzamientos fallidos.

Se deben a problemas de financiación crónicos pero también de corrupción, sobre todo en el cosmódromo de Vostochny (Extremo Oriente ruso) que debe sustituir a Baikonur, alquilado por Rusia a Kazajistán.

El año pasado, Rusia perdió el monopolio que tenía desde hace 10 años en los vuelos hacia la ISS y ahora compite con la empresa privada estadounidense SpaceX.

Una nueva realidad que podría generar grandes pérdidas de ingresos a la agencia espacial rusa Roscosmos, aunque su jefe, Dmitri Rogozin, presume de futuros grandes proyectos, desde la construcción de una estación lunar con China o de una nueva nave ultramoderna.