Fosa con cenizas de miles de prisioneros de campo nazi es hallada en Polonia

·3  min de lectura

 

Unas 17,5 toneladas de cenizas humanas fueron descubiertas y desenterradas cerca de un antiguo campo de concentración nazi de Polonia, anunció este miércoles el Instituto de la Memoria Nacional (IPN), que lleva a cabo investigaciones sobre los crímenes nazis y comunistas.

Los detalles del descubrimiento se revelaron hoy en una conferencia de prensa celebrada cerca de Działdowo con la participación del presidente del IPN, Karol Nawrocki, y Tomasz Jankowski, jefe de la Comisión de la Rama de Investigación de Crímenes contra la Nación Polaca en Gdansk.

Tomasz Jankowski, junto con un grupo de expertos y especialistas en arqueología y antropología dirigido por Andrzej Ossowski de la Universidad Médica de Pomerania en Szczecin, hicieron un descubrimiento innovador en el sitio donde se habían depositado restos humanos.

“Es la prueba de lo profundo que los alemanes trataron de borrar las huellas de genocidio que cometieron en Europa del Este”.

Los alemanes decidieron eludir la responsabilidad por los crímenes que habían cometido. “En la primavera de 1944, se excavaron e incineraron los cuerpos de las personas enterradas aquí. Los restos no quemados estaban molidos, por lo que el crimen no vería la luz del día y nadie podía ser considerado responsable.

VÍCTIMAS DE LA INTELLIGENZAKTION NAZI

“El encubrimiento ha fracasado porque el IPN está decidido a buscar a las víctimas y héroes de la Segunda Guerra Mundial. Nunca permitirá que ni siquiera uno de ellos sea olvidado”, dijo el presidente del Instituto, Karol Nawrocki.

Los participantes en la conferencia y la delegación del IPN también rindieron homenaje a las víctimas de Soldau. Esto se realizó en los monumentos conmemorativos instalados en los terrenos de este campamento alemán.

Hacia finales de 1939 en Działdowo (durante la Segunda Guerra Mundial Działdowo pasó a llamarse Soldau y se anexionó a la región de Prusia Oriental del III Reich), en los antiguos cuarteles militares los alemanes establecieron una instalación clasificada oficialmente como Durchgangslager, un campo de tránsito. Este se convirtió en un elemento importante del sistema alemán de terror en las tierras del actual norte de Polonia.

Sin embargo, era mucho más que un “campamento de tránsito“. Los cambios formales realizados por los alemanes en el nombre y la designación del campo (campo de tránsito, campo de prisioneros de guerra, campo de trabajo y correccional), no oscurecieron el verdadero propósito de su establecimiento, que fue el exterminio de la intelectualidad polaca.

“En el campo de Soldau murieron las víctimas de la Intelligenzaktion, es decir, la acción de exterminio alemana que tenía como objetivo eliminar a las élites estatales polacas”, dijo Karol Nawrocki durante la conferencia.

Sus primeros reclusos fueron prisioneros de guerra polacos. Sin embargo, pronto fueron reemplazados por judíos, clérigos, intelectuales y representantes de todas las demás clases de la sociedad. Casi la mitad de las personas encarceladas allí en los años 1939-1945 no sobrevivieron. Fueron asesinadas o asesinadas por inanición, enfermedades y malos tratos. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Anciana excombatiente de la Segunda Guerra Mundial vuelve a pilotear una aeronave

Presunta bomba alemana de la Segunda Guerra Mundial resulta ser un juguete sexual

Encuentran dos bombas de la Segunda Guerra Mundial en Berlín y Colonia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.